Importación de EU de autos usados creció 19% a marzo de 2016. (Foto: Archivo)
De 44,669 autos estadounidenses importados en el primer trimestre, 75% ingresó a México a través de acciones fraudulentas, denuncian

CIUDAD DE MÉXICO.- La importación de autos usados procedentes de Estados Unidos aumentó 19% durante el primer trimestre de este año, al sumar 44,669 unidades, de las cuales 75% de éstas ingresó a través de prácticas fraudulentas de comercializadoras estadounidenses, que evaden impuestos y hasta posible lavado de dinero, acusó el pleno de la industria automotriz en México.

Ante los bloqueos en puntos fronterizos promovidos por dirigentes de comerciantes de vehículos usados extranjeros, que son apoyados por políticos de la frontera, los dirigentes de las Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) y la Industria Nacional de Autopartes (INA) exigieron al gobierno de Enrique Peña “no ceda” a las presiones para flexibilizar la regulación de importación de usados.

En conferencia de prensa, Eduardo Solís, presidente de la AMIA ,y Guillermo Prieto, de AMDA, pidieron al Servicio de Administración Tributaria (SAT) mantenga en vigilancia a empresas comercializadoras extranjeras que otorgan facilidades fiscales al expedir la factura del auto sin la presencia física de la unidad.

Informaron que se dieron de baja a tres de éstas, Big Bear, Copart, y GarciPaz, del padrón, pero aún quedan vigentes otras seis.

Eduardo Solís explicó que las comercializadoras expiden certificados de emisión de contaminantes sin tener al auto físicamente, documentos que le permite ser ingresado al país y evadir impuestos.

“No debemos pasar por alto irregularidades, ni permitir autos que no cumplan con la disposición”, pugnó Solís.

Por su parte, Guillermo Prieto acusó: “Aquí hay lavado de dinero, pago de droga a cambio de automóviles. Es urgente que la autoridad tome cartas en el asunto”.

El director de la AMDA detalló que la regla de comercio exterior (3.5.9) determina una facilidad administrativa para que las empresas comercializadoras que operan en Estados Unidos y Canadá que venden autos usados reporten directamente la operación de importación al SAT, y de ahí se le asigna clave, la cual se imprime en pedimento de importación. “Lo que permite evadir el cálculo de la lista de precios estimados y quedar con el valor declarado. Lo que ponen en factura las empresas son estimaciones falsas sin constatar la unidad, lo que se da es evasión fiscal”, acusó.

REGISTRARÁ NUEVO RÉCORD DE VENTAS

México tiene el potencial de cerrar el año, con la venta de un millón 550 mil vehículos nuevos, cifra sin precedente, gracias a la regulación de la importación de autos usados, mayor financiamiento, confianza del consumidor y competencia de más marcas automotrices, afirmó Guillermo Prieto Treviño, presidente de la AMDA.

Dijo que el financiamiento es clave en este incremento de ventas, que de alcanzar 80% de crédito se comercializarían 250 mil unidades en un periodo de dos años más.

Actualmente, 67% de las unidades vendidas en el país están financiadas.

“Y si la economía mexicana crece en el 2017 y el 2018, se lograría la venta de 2 millones de autos”, aseveró.