En esta foto de archivo del 22 de agosto de 1980, John Lennon y su esposa, Yoko Ono, llegan a The Hit Factory, un estudio de grabación en la ciudad de Nueva York. Foto: AP
Tres diarios de los años 1975, 1979 y 1980, partituras, dos pares de gafas de níquel, un cuaderno escolar del año 1951 o una pitillera conforman parte del botín confiscado por los agentes germanos.

La Policía de Berlín presentó hoy públicamente más de un centenar de objetos personales del fallecido Beatle John Lennon que fueron robados en Nueva York y que recientemente lograron ser recuperados por las fuerzas de seguridad en la capital alemana.

Tres diarios de los años 1975, 1979 y 1980, partituras, dos pares de gafas de níquel, un cuaderno escolar del año 1951 o una pitillera conforman parte del botín confiscado por los agentes germanos.

La Policía de Berlín presentó hoy públicamente más de un centenar de objetos personales del fallecido Beatle John Lennon que fueron robados en Nueva York. Fotos: AP

De todos los objetos sustraídos, 86 fueron descubiertos el pasado mes de julio en una casa de subastas de Berlín en estado de insolvencia. El resto, los encontró este lunes la Policía escondidos en el automóvil de un presunto intermediario que fue detenido, según informó la Fiscalía de la capital germana.

La Policía de Berlín presentó hoy públicamente más de un centenar de objetos personales del fallecido Beatle John Lennon que fueron robados en Nueva York. Fotos: AP

Desde el consulado alemán en Nueva York, a través de fotografías, la viuda de John Lennon, Yoko Ono, identificó las piezas incautadas por la Policía.

Según ha trascendido, el presunto ladrón de las pertenencias del mundialmente conocido autor de "Imagine" fue un hombre que entre 1995 y 2006 trabajó en Nueva York como chófer de Yoko Ono. En 2007, este conductor fue condenado por la justicia estadounidense a 60 días de prisión por haber tomado a escondidas fotos de la vivienda de la viuda de John Lennon.

El hombre, que en la actualidad reside en Turquía, es sospechoso de haber intentado hace ya tres años vender en Berlín a través de un intermediario el botín de objetos robados a Lennon.