En Monclova y la Región Centro se han aplicado multas que van de los 300 mil a los 3 millones de pesos / Foto: Archivo
El delegado de la Profeco, Sigfrido Macías, informó que mantienen la vigilancia en las gasolineras para verificar que vendan litros de a litro
"Cuando se detecta a un gasolinero despachando de menos que no sean litros de a litro, hay sanciones severas y se tienen que atener a las consecuencias”
Sigfrido Macías Pérez, delegado de la Profeco

MONCLOVA.- El delegado de la Profeco, Sigfrido Macías, informó que mantienen la vigilancia en las gasolineras para verificar que vendan litros de a litro. 

Declaró que para la Procuraduría es muy importante el control y por ello existe una Dirección General de Combustibles que cuenta con inspectores especializados, los cuales revisan permanentemente cada una de las gasolineras. 

“Las sanciones son muy fuertes, cuando se detecta a un gasolinero despachando de menos que no sean litros de a litro, hay sanciones severas y se tienen que atener a las consecuencias”, señaló. 

Dijo que en Monclova y la Región Centro se han aplicado multas que van de los 300 mil a los 3 millones de pesos. No especificó el número de casos pero reconoció que siempre se atienden quejas en todos los municipios del Estado. 

“Se han aplicado muchas multas, no tengo los números a la mano, pero seguimos exhortando a la gente a que denuncie a través de las oficinas de Profeco, al teléfono gratuito o en la página de Internet”, dijo. 

Sigfrido Macías comunicó que además de las quejas que reciben, los inspectores hacen operativos sorpresa en los establecimientos.