La legisladora dice que es tiempo que la Cámara Alta tenga ingerencia en el plan. Foto: El Universal
La exdirigente nacional del PRI busca una reforma constitucional

La senadora Beatriz Paredes Rangel (PRI) busca una reforma constitucional para que el Senado también tenga la facultad, que hoy es exclusiva de la Cámara de Diputados, en relación con la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo (PND).

Cada administración, desde los años ochenta, rige su conducción con base en el PND, documento que, según una iniciativa de Paredes Rangel, “debe precisar los objetivos nacionales, estrategias y prioridades de desarrollo integral y sustentable del país, contener previsiones sobre los recursos, establecer lineamientos de política de carácter global, sectorial y regional”.

El proyecto de la senadora priista avanzó en las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos y modifica los artículos 73 y 74 de la Carta Magna.

 En el primer cambio se establece la aprobación del PND como facultad de Congreso, es decir de Diputados y Senadores, a la vez que deroga esta función como exclusiva de la Cámara Baja.

El proyecto de dictamen plantea como nueva facultad del Congreso la de “aprobar el Plan Nacional de Desarrollo en el plazo que disponga la ley. En caso de que el Congreso no se pronuncie en dicho plazo, el plan se entenderá aprobado”.

Como facultad exclusiva de la Cámara de Diputados, como es en la actualidad, en San Lázaro las bancadas se preparan para discutir y votar el documento. En el Senado, la reforma propuesta por Paredes Rangel podría llegar al pleno para su análisis y discusión en el transcurso de la próxima semana.

En el estudio del tema, las comisiones dictaminadoras “consideramos que la participación de la Cámara de Senadores en la revisión y posterior aprobación del Plan Nacional de Desarrollo fortalecerá el proceso democrático de la planeación en México”, opinó la exdirigente priista.

ENTÉRESE 

El proyecto de la senadora establece  modificar los artículos 73 y 74 de la Carta Magna. En el primer cambio se establece la aprobación del PND como facultad de Congreso, de ambas cámaras.