Fotos: Concierto.cl
Una original biblioteca ha sido creada por trabajadores de limpieza, y lo más increíble es que los libros que la conforman eran ejemplares que se encontraban entre los desechos y fueron rescatados por los empleados

La vieja ciudad turca de Ankara aloja una original biblioteca que ha sido creada nada más y nada menos que por recolectores de basura, y lo más increíble es que los libros que la conforman eran ejemplares que se encontraban entre los desechos y fueron rescatados por los trabajadores.

La iniciativa de este grupo de hombres recolectores de basura surgió luego que se percataron de las grandes cantidades de libros que la gente tiraba a la basura, por lo que en sus labores diarias se dieron a la tarea de rescatar cuanto libro se topaban y crearon así un lugar para descansar pero que también estaría abierto al público.

Ahora, luego de siete meses, el local que funciona como biblioteca, una fábrica de ladrillos abandonada, ha tomado forma y ya cuenta con más de 4700 libros, además de revistas, algunos muebles, cafetería, oficinas... y hasta hay libros en "espera" de ser acomodados: 1500 ejemplares más.

(Con información de Concierto.Cl)