Foto: Juan Francisco Valdés
El conductor fue valorado por paramédicos de Bomberos quienes señalaron no necesitaba traslado al hospital

El bulevar Luis Donaldo Colosio por poco se convierte en escenario de otra desgracia al registrarse una volcadura la tarde de ayer.

Fue muy cerca donde ocurrió la muerte de dos ingenieros que fueron embestidos por el conductor de un vehículo Toyota el pasado miércoles.

Pero el accidente de ayer fue alrededor de las 19:30 horas cuando el conductor de un Kia Forte venía de poniente a oriente.

El vehículo era manejado por Eusebio Gabriel Millán que, al llegar a una de las curvas que se encuentra frente a la colonia Villa Bonita, sobrevino el accidente.

El auto fue a subir al camellón que lo hizo chocar con una luminaria para luego volcarse y quedar sobre el toldo.

Al llamado se aproximaron paramédicos de la Cruz Roja y luego de realizaron una valoración al conductor señalaron no requerir traslado a un hospital.

Permaneció en el lugar a la espera de la empresa de seguros para que valore los daños a su vehículo y más los que ocasionó al Municipio por la luminaria y el pavimento.

Tránsito mMunicipal procedió con el levantamiento y traslado de vehículo ante la agencia investigadora del ministerio público.

ENTÉRESE:

De trazo caprichoso, el bulevar Luis Donaldo Colosio recibió el sobrenombre de “Bulevar Curvosio” por sus numerosas curvas cerradas y peligrosas, las cuales representan un riesgo para automovilistas y peatones, a esto se añade ahora el contraste entre los fraccionamientos privados con banquetas y jardines, y gran cantidad de lotes baldíos y huertas sin banquetas que resguarden y den seguridad a quienes transitan a pie.