La reactivación del sector también impactó la generación de empleos. ARCHIVO
Otro de los indicadores del repunte fue el número de visitantes que llegaron en Semana Santa, cuando los Pueblos Mágicos de la entidad registraron un 100% de la capacidad permitida

Luego de haber sido uno de los sectores más afectados por la pandemia de COVID-19, el turismo de Coahuila repuntó con una derrama económica de mil 500 millones de pesos en lo que va del año, una cifra por debajo de años previos, pero que avanza a la normalidad.

“No es un aumento, pero sí más o menos estamos 15 o 20 por ciento abajo, vamos en una muy buena recuperación; el turismo se ha recuperado aproximadamente a un 70 por ciento”, informó Azucena Ramos, titular de la Secretaría de Turismo.

Aclaró que todos los segmentos turísticos se encuentran abiertos, incluidos los eventos, aunque con restricciones sanitarias.

Otro de los indicadores del repunte fue el número de visitantes que llegaron en Semana Santa, cuando los Pueblos Mágicos de la entidad registraron un 100% de la capacidad permitida.

Fueron 500 mil personas las que acudieron a Coahuila para pasar sus vacaciones, principalmente los “Pueblos Mágicos han sido un destino favorito sobre todo en los estados vecinos, se movió muchísimo el turismo local, que permeó en más de un 70 por ciento”, detalló Ramos.

La reactivación del sector también impactó la generación de empleos, pues se perdieron entre 8 mil y 9 mil durante la pandemia, incluso cerraron hoteles de manera temporal y definitiva, de los cuales “aproximadamente el 70 por ciento se recuperó y vamos avanzando muy bien”.

Asimismo la ocupación hotelera, que en los meses más complicados del año pasado cayó al 5 por ciento, hoy registró un promedio estatal de 44 por ciento.

Además, Ramos resaltó que Coahuila está listo para recibir visitantes en el verano, pues “ya tenemos 3 mil empresas de servicios turísticos capacitadas, esto ha impactado a poco más de 100 mil personas”.