Lo anterior fue informado por la propia Arquidiócesis de Monterrey que agradeció los esfuerzos de las autoridades locales para recuperar la pieza, diseñada por el padre Aureliano Tapia. Foto: Tomada de Internet
Lo anterior fue informado por la propia Arquidiócesis de Monterrey que agradeció los esfuerzos de las autoridades locales para recuperar la pieza, diseñada por el padre Aureliano Tapia

La imagen de la Virgen que fue rescatada durante la madrugada de este viernes del lecho del río Santa Catarina volverá a su lugar original en donde el Papa Juan Pablo II ofició misa durante su segunda visita a Monterrey.

Lo anterior fue informado por la propia Arquidiócesis de Monterrey que agradeció los esfuerzos de las autoridades locales para recuperar la pieza, diseñada por el padre Aureliano Tapia.

“Después de realizar las debidas consultas con el Consejo Episcopal de nuestra Arquidiócesis, hemos decidido que una vez que nos sean otorgados los permisos correspondientes por la autoridad competente, colocar la imagen monumental en el mismo lugar en donde se encontraba originalmente”, señaló el Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, a través de un comunicado.

Señaló que el sitio en donde será reinstalada será junto a la cruz en donde el Papa Juan Pablo II ofició misa el 10 de mayo de 1990 para miles de fieles católicos.

“La imagen réplica, que se colocó hace 10 años, será trasladada al atrio de la Parroquia Reina de México, en la colonia Fomerrey 1, en Monterrey”, agregó.

La imagen de la Virgen reapareció debido a la corriente que se formó en el lecho del Río Santa Catarina debido a las torrenciales lluvias de la tormenta tropical “Hanna”.

La estructura  fue arrancada de su base por el embate del Huracán Alex, en el 2010. Ahora una década después regresará a su lugar original.

Actualmente, está en proceso de restauración en el taller de Aceros el Toro.

Durante la madrugada de este viernes, la pieza fue rescatada luego de días de labores por parte de trabajadores de Servicios Primarios de Monterrey.

Aracely Chantaka

Columna: Merodeando