Incentivo. El espacio de Residencias Corona facilita la labor artística de creadores locales, nacionales y extranjeros. Fotos: OMAR SAUCEDO
Hace un año hicieron oficial su participación activa en la comunidad cultural y esta semana reforzaron su compromiso con lo que ahora es una familia

Claudia Barrios y Samuel Flores ya tienen mucho tiempo involucrados con la cultura de Saltillo. Como amigos del fotógrafo Ignacio Valdez empezaron a conocer a más creadores, se acercaron a los museos, instituciones y espacios alternativos y empapados de tanto arte, cuando surgió la oportunidad, decidieron apoyar.

Primero fue con algunos de los artistas que durante 2017 y 2018 expusieron y ofrecieron talleres en Estudio Lomelí. Ellos los hospedaron en su departamento en la esquina de Allende y Corona; luego le permitieron a Vinicio Fabila vivir y usar otro cuarto como taller, el cual a la fecha ha visto la creación de otros tantos autores más y para diciembre habían apoyado sin cobrarles un peso a tantos artistas que decidieron hacer visible y oficial su labor.

Así nació Residencias Corona, con una exposición en la que reunieron y vendieron las obras de sus amigos, su nueva familia, aquellos creadores cuyo talento permitieron que floreciera entre los muros de su hogar y a un año de la primera edición de “Las Joyas de la Corona”, este jueves la segunda versión de la muestra duplicó la participación de esta familia en constante crecimiento.

“Estamos muy orgullosos, muy contentos”, comentó Samuel para VANGUARDIA durante la inauguración de la expo, a lo que su esposa, Claudia, agregó: “yo creo que hemos avanzado bastante, el número de artistas ha crecido bastante y ahí va el proyecto”.

“Ya nos tomamos más en serio”, señaló Flores, “ya no es nada como hacer una expo y luego una fiesta y ya; ya nos hemos comprometido más”.

“Han crecido las responsabilidades pero las satisfacciones también”, añadió Barrios por su parte.

Ambos coinciden en que fue la misma comunidad quienes los motivaron a darle un enfoque más serio, con el apoyo de artistas como Adair Vigil, Ramiro Rivera y Vinicio Fabila proponiendo mayor rigor en la curaduría y museografía de las exposiciones, por ejemplo.

“Ellos (los artistas) adoptaron el proyecto pero dijeron que hay que hacerlo bien”, expresó Samuel, “ellos siempre están bien puestos y se lo toman en serio. Ya es una responsabilidad, ya no es un hobby”.

“Olga Margarita (Dávila) del MAG”, agregó Claudia, “también nos dijo ‘ustedes no han dimensionado lo que es Residencias Corona, la responsabilidad que tiene el espacio’ y eso nos motivó a hacerlo bien y mejor. Por eso ahora nos preparamos más. Todos los días hay algo que hacer aquí en la casa”.

A lo largo de este año han dado hospedaje a Óscar Rocha “Irie Oh”, Miguel Canseco, Joao Rodríguez y los ganadores de la Bienal de Pintura y Grabado Ángel Zárraga, Luis Leonardo Ortega y Christian Castro, así como a algunos participantes de de Foto Coahuila, el curador Daril Fortis y los miembros de Curatoria Forense.

“Ha crecido la familia, eso es lo padre, que así como dijo ahorita Karlita esto es ahora una familia”, dijo Claudia y comentaron que han tenido sobre otras experiencias como su participación en el Zapal y tuvieron una exposición en la semana cultural del Instituto Tecnológico de Saltillo.

En la segunda edición de “Las Joyas de las Corona” se ve el cariño y la confianza de los artistas por Claudia y Samuel, pues no solo incrementó el número de obras, sino también los precios de las mismas, con un rango el año pasado de entre 800 y mil 500 pesos y ahora partiendo de esta última cifra hasta los 5 mil y aparte algunos hicieron trabajos expresos para la muestra.

Entre los participantes se encuentran piezas de Jerónimo Valdez, Omar Lezza, Verónica Ortega, Vinicio Fabila, Geroca, Daniel Bates, Ignacio Valdez, Alejandro Cerecero, Óscar Rocha, Ramiro Rivera y Mercedes Aqui, además de Raúl Cantú, Antonio Olvera, Adriana Villalpando, Laila Castillo, Rafael Ortega, Carlos Vielma, Roy Carrum, Ana Carral, Asís Jaramillo, María West, Natalia Blanco, Daniela Elidett y Karla Rangel.

“Ya tenemos separadas fechas para el año que entra para exposiciones, esperamos recibir más personas, que crezca la familia un poquito”, comentó Claudia, quien además recalcó la cercanía que hay con todos y el cariño y apoyo que se tienen que va más allá del ámbito público y artístico.