Rosario Robles Berlanga, exsecretaria de Desarrollo Social (Sedesol). Foto: Cuartoscuro
Robles Berlanga negó categóricamente las acusaciones de la FGR sobre daño al erario por 5 mil millones de pesos, y dijo que tales acusaciones se apartan de la verdad y pretenden atribuirle la responsabilidad de hechos en los que nunca ha participado

Ciudad de México.- Rosario Robles Berlanga, exsecretaria de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), se declaró formalmente inocente del presunto delito que le imputa la Fiscalía General de la República (FGR).

En su respuesta oficial que citan varios medios y que presentada el pasado 23 de septiembre ante un juez federal, dentro de la carpeta judicial 314/2019, Robles Berlanga negó categóricamente las acusaciones de la FGR y dijo que se apartan de la verdad y pretenden atribuirle la responsabilidad de hechos en los que nunca ha participado.

La dependencia le atribuye un supuesto daño por 5 mil millones de pesos, el cual habría fraguado durante su gestión como secretaria de Estado, al permitir la firma de convenios, presuntamente, irregulares con universidades y otros entes públicos.

Al respecto, la acusada refirió que el pago de la reparación del daño “es completamente violatoria a los principios de exacta aplicación de la ley, certeza jurídica, legalidad, seguridad jurídica y reglas del debido proceso”.

Robles Berlanga dilucidó que para demostrar su inocencia, es necesario que citen a declarar a 15 testigos, entre ellos, a Emilio Zebadúa González, exoficial mayor de la Sedesol.

Apuntó que en todo momento ordenó que se atendieran las observaciones realizadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que alertaban de irregularidades en esas dependencias, e incluso asevera que ordenó en 2017 que se detuviera la firma de contratos con las instituciones académicas.

(Con información de agencias)