Foto: Archivo
Esta prueba se desarrolló sobre un trayecto de 120 kilómetros, partiendo desde el tradicional punto de reunión del club Power Motion, bulevar José Musa de León, y concluyendo por la carretera Antigua a Monclova, en el parqueadero de A y A González.
120 kilómetros fue la ruta que cubrieron diversos clubes ciclistas en la Gran Rodada de Invitación.

Con la presencia de aproximadamente 80 ciclistas, se llevó a cabo la Gran Rodada de Invitación, promocionada por el equipo Power Motion, denominada “Festejando a Luis Miguel Hernández”.

Esta prueba se desarrolló sobre un trayecto de 120 kilómetros, partiendo desde el tradicional punto de reunión del club Power Motion, bulevar José Musa de León, y concluyendo por la carretera Antigua a Monclova, en el parqueadero de AyA González.

Bajo la supervisión de los jueces, Ricardo Aguilar Robles, del Club Armstrong Aguilar, así como Mariana Estrada, Humberto Villarreal y Christian Castillo, los participantes acataron las reglas especiales a fin de no ser castigados.

Todos, comentó Aguilar Robles, siguieron las indicaciones establecidas al completar cada 20 kilómetros; al final, ninguno de los ciclistas de diversos clubes terminaron intactos, sin penalización alguna.


El grupo de amantes al deporte del pedal y la fibra recorrió el bulevar José Narro Robles para seguir por la carretera Saltillo–Monterrey, continuar por la vía nueva a Monclova, irse hasta el poblado de Santa Cruz y regresar por la Antigua a Monclova para llegar a la empresa de transportes.

Esta rodada, que sirvió para celebrar el onomástico 36 del fundador y director del equipo ciclista Power Motion, Luis Miguel Hernández, después de una larga jornada de casi 4 horas, por las paradas que hacían cada 20 kilómetros, tuvo su colofón en salón de recepciones ubicado por el bulevar Ricardo López Zertuche.