Deceso. Armando Sustaita Rodríguez perdió la vida afuera de su domicilio, en colonia Herradura. / Ulises Martínez
56 años de edad tenía el hombre que falleció ayer en la puerta de su casa.

Armando Sustaita Rodríguez, de 56 años, se encontraba tomando el sol en las afueras de su domicilio en la colonia La Herradura, cuando perdió la vida al parecer por un infarto.

Eran alrededor de las 10:00 de la mañana cuando Armando le dijo a su esposa que saldría a tomar un baño de sol, pues en el interior del domicilio el frío le calaba hasta en los huesos y comenzaba a toser, además de que estaba un poco enfermo.

Su esposa, María de Jesús Contreras, de 50 años, salió de su domicilio en Calle 17 número 1013 esquina con Alforja, en la mencionada colonia, vio a su esposo sentado en una silla y le dijo que iba a ir a la farmacia por su medicamento.

Al regresar entró a la casa sin hacer mucho ruido pues Armando estaba con los ojos cerrados y pensó que estaba dormido, no quiso despertarlo y quería que descansara.

Pasadas las 11:00 de la mañana María de Jesús salió de la casa nuevamente pues ya había pasado mucho tiempo y ni siquiera la tos que aquejaba a su esposo se escuchaba, por lo que le empezó a hablar.

Le llamó en varias ocasiones y no respondía, por lo que decidió llamar a la Cruz Roja y paramédicos arribaron al lugar de manera inmediata para atender a Armando pero ya no había nada que hacer, pues al parecer un infarto terminó con su vida de manera inmediata.

Personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado arribó al sitio a tomar conocimiento de los hechos.