Algunas áreas de VanguardiaMX son atendidas exclusivamente por mujeres y por ello suspendieron actividades este lunes 9, con motivo del Paro Nacional de Mujeres/ Héctor García
El Día sin Mujeres tuvo efectos notorios en nuestra actividad cotidiana, efectos que nos llevaron a valorar todavía más el trabajo realizado por nuestras compañeras

La edición impresa de VANGUARDIA correspondiente a esta fecha fue elaborada enteramente por el segmento masculino de nuestra redacción. Las mujeres que habitualmente desarrollan múltiples tareas con este propósito se sumaron al paro nacional de mujeres.

No hacemos explícito el hecho para que usted compare la calidad de esta edición con la de cualquiera otra en la cual sí contamos con la participación de nuestras compañeras. Nosotros tenemos claro que la calidad de nuestros productos está indisolublemente vinculada al trabajo que realizan nuestras compañeras en todas las áreas de la empresa.

La intención es otra: reconocer que el Día sin Mujeres tuvo efectos notorios en nuestra actividad cotidiana, efectos que nos llevaron a valorar todavía más el trabajo realizado por el segmento femenino de nuestra empresa.

No estuvieron ayer y su ausencia se sintió. Desde la coordinación general de nuestras actividades cotidianas, hasta el trabajo que implica ajustar las especificaciones técnicas de una fotografía antes de incorporarla al archivo de cualquiera de nuestras páginas.

Hoy somos más conscientes de su peso específico. No que antes no lo fuéramos, pues las mujeres han estado presentes en todos los niveles de la organización desde siempre, sino que el hecho de no contar con su participación durante un día nos ha llevado a tener mucho más clara la situación.

Por esta razón, hoy encontrará usted algunos espacios en blanco en nuestra edición impresa. Son los espacios en los cuales se habrían publicado los textos redactados por nuestras reporteras y corresponsales.

Los nombres que aparecen en estos espacios blancos no son los únicos que se encuentran detrás del trabajo que se realiza cotidianamente en nuestra redacción. Además de quienes redactan textos hay muchas mujeres a cargo del diseño, la edición, la corrección fotográfica o la ilustración.

También hay mujeres realizando tareas en los procesos necesarios para distribuir contenido en las distintas plataformas digitales y los que se ubican detrás de esos procesos, es decir, los relativos a la operación de los servicios de comunicación necesarios para enviar contenido al ciberespacio.

Otras más laboran en el área de imagen digital y tienen a su cargo la producción del contenido audiovisual. Además, una porción importante de todas las tareas administrativas indispensables para poder desarrollar cualquier actividad, corren desde luego a cargo de mujeres.

A todas ellas les procuramos cotidianamente el trato respetuoso que merecen, así como el reconocimiento a sus talentos, que son el origen de los resultados que ustedes pueden ver cotidianamente en nuestras páginas.

Pero ahora entendemos que a ese respeto y reconocimiento es preciso agregarle nuevas capas de valoración que conviertan a su trabajo con nosotros en elemento relevante del respeto a su dignidad personal. Ese es el compromiso con el cual nos quedamos.