Foto: Especial
La tenista estadounidense rompió su sequía de tres años sin un título al vencer 6-3 y 6-4 a su connacional Jessica Pegula; donó su premio para combatir los incendios en Australia.

La tenista estadounidense Serena Williams se proclamó campeona del Abierto de Auckland al derrotar 6-3 y 6-4 a su compatriota Jessica Pegula, con lo que se adjudicó su primer título de la temporada, cuyo premio donó para combatir los devastadores incendios en Australia. 

Williams tuvo una contundente victoria sobre Pegula, pues le bastó una hora con 36 minutos para proclamarse campeona y romper con tres años de sequía sin conseguir un título.

A pesar de que Pegula quebró en el primer saque, Williams pudo reponerse y hacer un break para retomar camino en el encuentro para después, en un segundo quiebre, llevarse el primer set y tomar la delantera en el cotejo.

En la segunda manga, la ex número uno del mundo se llevó el encuentro con un solo quiebre, por lo que levantó el trofeo con el que empieza con el pie derecho en la busca de un mejor lugar en la clasificación de la Asociación Femenil de Tenis (WTA).

La tenista de 38 años de edad, comenzó el año como décima en el ranking de la WTA y en su primera competencia del 2020 emprende de buena manera su camino para escalar peldaños y superarse, previo al Abierto de Australia, primer Grand Slam del año.