Foto: Especial
El cierre de 2020 reflejó un alza en los empleos perdidos a causa de la pandemia; a su vez, se registró un incremento en la población ocupada de los micronegocios, reveló el Inegi

Hasta diciembre pasado, en México se recuperaron 9.5 millones de empleos, de los 12 millones que se perdieron entre abril y diciembre por la pandemia. Por otro lado, el 2020 cerró con una disminución en la tasa de población desempleada.

Esto significa que hasta diciembre del 2020 aún habían 2.5 millones de personas que se quedaron sin empleo debido a las diversas complicaciones laborales causadas por la pandemia de COVID-19.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOEN), hecha por el Inegi, la empleabilidad de finales de año siguió mostrando estragos derivados de la pandemia por COVID-19; sin embargo, hubo alzas significativas en la reactivación de micronegocios y actividad en el sector terciario.

La cifra de población económicamente activa en diciembre fue de 54.9 millones de personas, con una reducción de 426 mil en comparación con un mes anterior. Según los resultados de la ENOEN el mayor descenso se vio reflejado en la población desocupada, con una baja de 331 mil personas.

Por otro lado, la población ocupada representó un 96.2% de la población económicamente activa, mientras que la población desocupada representó un 3.8% durante diciembre de 2020.

En cuanto a entidades federativas, aquellas que registraron un mayor decremento de población ocupada de 2019 a 2020 fueron: Quintana Roo (97.5 a 93.8%), Estado de México (96.8 a 94.9%), Chihuahua (97.8 a 95.5%) y Guanajuato (97.2 a 95.3%).

La edad de las personas desocupadas imperó entre 25 a 44 años, con 47.7%, seguidas del grupo de entre 15 a 24 años, con un 31.8%.

Desempleados por la pandemia

En diciembre de 2020, la proporción de las personas desempleadas se concentró en aquellas que tenían más de un mes buscando trabajo (32.1%). Entre ellos, la proporción de los desocupados en búsqueda de trabajo mayor a tres meses fue de 28.4%.

En la reciente edición de la ENOEN se realizó una clasificación especial a las personas ausentes temporales de actividad u oficio, pero con necesidades o deseos de trabajar. Dicha clasificación nace del cierre de negocios y empresas no esenciales, con lo que muchos empleados quedaron sin trabajo de manera temporal, en lo que se reactivan las actividades limitadas por el alza de contagios.

A este sector de la población se le dio un tratamiento de “personas disponibles para trabajar sin posibilidades de búsqueda de trabajo”, y sumados con la población económicamente no activa con disponibilidad para trabajar, fueron 9.4 millones de personas.

Cifras positivas para el comercio y los micronegocios

El sector económico terciario es aquel que abarca el comercio, los restaurantes y servicios de alojamiento, el transporte, servicios sociales, entre otros. El diciembre pasado concentró a la mayoría de la población ocupada, con una participación del 61.4%, con lo cual se posicionó como uno de los mayores porcentajes del segundo semestre del año, pero fue menor al cierre del año previo, que registró un 63%.

De entre estos, el comercio fue el que tuvo cifras más altas, con 20.3%, siendo la cifra más alta desde agosto, e incluso mayor a la de diciembre de 2019, que fue de 20.1%.

Por su parte, creció la población ocupada en los micronegocios, alcanzando un 49.4% en diciembre de 2020, a diferencia de meses anteriores que no superaron el 49 por ciento, y de un año antes, que cerró con 48.1%.

En cuanto a los pequeños negocios, registraron el porcentaje más bajo del último semestre del año, teniendo 17.2%, a comparación de los tres meses previos: noviembre (17.5%), octubre (17.3%) y septiembre (18%).