Foto: Especial
Aunque FUUNDEC-FUNDEM expresó en su carta el respeto a los colectivos de madres que decidieron acudir al acto protocolario y reiteraron la lucha a su lado, manifestaron que el objetivo permanente es que la justicia llegue a todas las familias de las personas que han sufrido desaparición forzada con investigaciones concretas y eficaces

Con una ausencia al evento de disculpa pública institucional que encabezaron el Gobierno del Estado y el Gobierno Federal esta mañana por los sucesos de “masacre de Allende”, el colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUUNDEC-FUNDEM), se mostró inconforme con el acto toda vez que el mismo no representa acciones concretas para que sus familiares vuelvan a casa.

“El que la gente desaparezca no es normal y no estamos resignadas a que no regresen. Basta ya de actos protocolarios para la foto. No estamos dispuestas a que se justifique la desaparición con otro acto de simulación. (…) Aceptar una disculpa es aceptar que lo que ha pasado está bien, que tenemos que conformarnos y resignarnos a que no estén nuestros familiares y no. ¿Es una burla acaso?”, manifestó el colectivo en su mayoría encabezado por madres.

Aunque FUUNDEC-FUNDEM expresó en su carta el respeto a los colectivos de madres que decidieron acudir al acto protocolario y reiteraron la lucha a su lado, manifestaron que el objetivo permanente es que la justicia llegue a todas las familias de las personas que han sufrido desaparición forzada con investigaciones concretas y eficaces, y por otro lado, que se garantice la no desaparición de más personas en el país.

“A FUUNDEC-FUNDEM nos hacen faltan nuestros 132 seres queridos desaparecidos desde el 2007, nos hacen falta los más de 2mil desaparecidos en Coahuila, nos faltan los más de 42mil desaparecidos en todo nuestro país mutilado ¡NNos hacen falta todos y todas!”, manifestó la carta que al mismo tiempo firmaron las organizaciones Fray Juan de Larios y el Centro de Derechos Humanos Juan Gerardi.


En ese mismo sentido, manifestaron que la “masacre de Allende” es una de las heridas que en Coahuila visibilizaron la masacre sistemática por parte del Estado donde se cometieron crímenes de lesa humanidad perpetuados por un involucramiento entre funcionarios públicos y el crimen organizado, y alertaron, que aunque dicho tema metió a Coahuila en el ojo del huracán las desapariciones que hoy suman más de dos mil siguen ocurriendo.

Abundaron, que si bien una disculpa pública es una señal de reconocimiento de responsabilidad, este no debe ser un acto aislado donde se deje de lado la búsqueda de las personas desaparecidas, así como la finca de responsabilidad de los funcionarios públicos que participaron u omitieron los sucesos.

“Sin acciones concretas todo es abono para la Iimpunidad, esto significa que ellos y ellas deben estar de regreso a casa, castigo a los responsables que permitieron o posibilitaron esta masacre, ¡Verdad, y nunca más una persona desaparecida!”, expresaron.

Desde ese punto, los defensores y víctimas manifestaron que permanecerán en la lucha con dignidad y por amor a sus seres queridos de los que hoy no tienen paradero.

“¡No aceptamos más simulación del Gobierno de Coahuila! ¡No más reciclaje de servidores públicos que sólo administran nuestra tragedia! ¡No más investigaciones simuladoras que sólo acumulan papelería en los escritorios! Exigimos, por tanto: ¡Búsqueda inmediata de nuestros seres desaparecidos! ¡Presentación en vivo de todos y todas! ¡Castigo a los culpables! ¡No repetición del delito! ¡Un mecanismo internacional contra la impunidad! ¡Verdad y justicia! ¡Porque vivos los llevaron, vivos los queremos!”, concluyeron.