Foto: Especial
La situación inició cuando en redes sociales un video mostró a un alumno agrediendo a dos compañeros, por lo que fue expulsado

La Asociación Estatal de Padres de Familia no ha recibido queja respecto a la situación que aconteció en la preparatoria de la UVM, en donde ahora se supo que la institución suspendió a dos alumnos agredidos, al señalárseles como provocadores y agresores.

Wendy Valdés Coronado, presidenta de la institución, admitió que tiene conocimiento del caso, pero que al momento ningún padre de familia ha acudido ante esa instancia a denunciar los hechos.

La situación inició cuando en redes sociales un video mostró a un alumno agrediendo a dos compañeros, por lo que fue expulsado, pero luego la institución educativa informó que los dos estudiantes inicialmente víctimas podrían haber iniciado la confrontación, según evidencias que la institución afirmó haber recibido.

Ahora, los alumnos que estaban como afectados se encuentran sometidos a una investigación interna, y de comprobarse su conducta podrían ser sancionados.

Valdés Coronado afirmó que la asociación sí tiene injerencia en esto, pero que es raro que los papás se acerquen cuando se trata de una institución educativa privada de nivel Superior.

“Sí damos atención cuando nos llega a nosotros en forma directa la queja, pero por ser una universidad privada, es muy raro que a nosotros nos llegue una queja de este tipo, de este nivel”, señaló.

“Cuando nos llega a nosotros recibir una queja de este tipo de algún otro nivel o ya sea de una escuela particular, o de prepa o universidad, ya lo canalizamos a la instancia correspondiente”, destacó.

Valdés Coronado informó que la instancia correspondiente podría ser la Secretaría de Educación Pública o, incluso, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, la Secretaría de Salud o al DIF, dependiendo del caso.

La presidenta de la AEPF aclaró que la asociación debe recibir la queja de alguno de los padres de familia para poder intervenir en el asunto en cuestión.