En riesgo de extinción. El lobo gris mexicano ha encontrado en el Museo del Desierto un lugar idóneo para su reproducción.
Es a través de donativos de la ciudadanía como el Mude alimenta a sus animales

Con el programa de adopción de ejemplares de diferentes especies del “Desierto Viviente”, es como el Museo del Desierto ha ido sorteando los gastos básicos para el sustento de las animales, toda vez que la afectación económica es mayúscula, ya que sus ingresos dependen principalmente de la venta de taquilla.

El Museo del Desierto ha podido costear durante el último mes el costo de la manutención de las especies que ahí habitan, tras cerrar sus puertas para prevenir la propagación del COVID-19. Dicho programa consiste en donativos de la ciudadanía para conservar a los perritos de la pradera, borregos cimarrones, osos negros y lobos grises.

Desde hace algunas semanas el Mude realiza diferentes actividades para que a través de sus redes sociales la comunidad pueda participar virtualmente con Braulio, la mascota de la institución, así mismo, en cuanto la emergencia concluya implementará visitas de manera virtual, a través de una plataforma, proyecto en el que trabajaban desde hace meses.

El personal del Museo del Desierto también informó que la venta de cactáceas y kids para los niños se mantiene durante esta contingencia, lo que les ha permitido generar un ingreso extra a los donativos que reciben de los saltillenses.

Finalmente, el encargado del departamento de comunicación sostuvo que no existe una fecha para la reapertura del museo, toda vez que las autoridades aún no les indican que sea conveniente.

 

¿Quieres adoptar?

De la taquilla del Mude, dependen más de 500 animales, 75 familias de trabajadores del museo, proveedores externo.

Por un perrito de la pradera se pide un donativo de 460 pesos y como gratificación obtendrán un paquete familiar para 2 adultos y 2 niños de 4 a 12 años.

Borrego cimarrón: donativo de mil 500 pesos a cambio de una credencial individual (personal) con visitas ilimitadas por un año.

Oso negro: 5 mil pesos y como gratificación se obtiene una credencial familiar con visitas ilimitadas por un año (2 adultos + 3 niños).

Lobo gris mexicano: 10 mil pesos y como gratificación se otorga una credencial familiar con visitas ilimitadas por un año (2 adultos y 3 niños) y una visita guiada con recorrido bastage por los laboratorios del museo para 10 personas.

Paloma Gatica

Paloma Gatica se desempeña hace 5 años como periodista en la prensa escrita, se especializa en temas de tecnología, redes sociales, educación y tendencias, así como en derechos de la mujeres y problemáticas sociales en la adolescencia.

Actualmente trabaja como reportera en la redacción de Vanguardia, en donde tiene la oportunidad de incursionar más a fondo en el periodismo digital, desde distintas plataformas, así como en el periodismo de datos. 

Es licenciada en Comunicación (Generación XXXV) egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UA de C, y orgullosamente nacida en Parras de la Fuente.