Foto: Especial
Dos elementos de Fuerza Coahuila fueron denunciados por una mujer por el delito de tortura y abuso sexual en la ciudad de Piedras Negras

La Secretaría de Seguridad Pública de Coahuila dio a conocer su postura en relación a las acusaciones hacia dos de sus elementos por tortura y violencia sexual en el municipio de Piedras Negras.

La dependencia inforó que se ha iniciado una investigación interna para deslindar responsabilidades en torno a los hechos denunciados ante las autoridades, así como ante la opinión pública.

Asimismo, se compromete a que los elementos señalados coadyuvarán en las indagatorias que tengan lugar por parte de las autoridades competentes.

En el comunicado, la SSPC expone que si las investigaciones determinan responsabilidad legal de parte de los elementos señalados, se actuará conforme a la Ley y refrenda su compromiso con la seguridad de los coahuilenses, así como con "el pleno respeto a los derechos humanos que deben observar todos y cada uno de los elementos en el desempeño de sus funciones".

El pasado fin de semana, dos elementos de Fuerza Coahuila fueron denunciados por una mujer por el delito de tortura y abuso sexual, luego de que fue detenida por los policías, aparentemente sin motivo alguno.

La mujer, de 26 años y residente de la colonia Doctores de la ciudad de Piedras Negras, de acuerdo con la versión de su madre, la joven fue subida a la patrulla y llevada a despoblado, donde los elementos policiacos la golpearon y abusaron sexualmente.

Este día, Familias Unidas en busca de Desaparecidos, en voz de su abogada, Ariana García, dijo que los probables responsables no pueden coadyuvar de ninguna forma con una investigación, por lo que desde ese momento se observa una parcialidad por parte del estado, al reconocer públicamente que los elementos que tienen una probable responsabilidad en un acto criminal van a formar pare de las investigaciones que se lleven a cabo.

Dijo que se ha pedido información concreta como las videograbaciones del C-4, sin que hasta el momento se haya otorgado.

La abogada expuso ante el secretario Pliego Corona, que la "ley se aplica desde el momento de las investigaciones, no después de concluidas estas", y señaló que advierte "una parcialidad y una manera de "solapar" actos como la tortura, ya que apuntó que, con base a la ley, los elementos que son investigados tienen que ser suspendidos en sus actividades.