EFE
Fichado por los servicios secretos por su radicalización, fue arrestado anoche

Un video en el que se promete lealtad al grupo yihadista Estado Islámico (EI) fue encontrado en el coche de un hombre fichado por haberse radicalizado y que fue detenido anoche cerca de una base militar de París.

Los investigadores hallaron la grabación en una memoria externa USB en el interior del vehículo de este individuo, señalaron las fuentes.

Fichado por los servicios secretos por su radicalización, fue arrestado anoche en las proximidades de la base militar de Evreux en posesión de armas.

El coche del sospechoso hizo saltar las alarmas, cuando lo dejó aparcado cerca de las instalaciones militares y lo abandonó con las llaves puestas.

Tras encontrar en su interior un cartucho de fusil y un Corán, se activó un dispositivo para localizarlo.

Pudo ser detenido de madrugada, cuando volvía a su vehículo, indicó el semanario "L'Express", según el cual el arrestado es un antiguo militar de 34 años.

La revista añadió en su edición digital que cerca de la base se hallaron, escondidos entre el follaje, un fusil, dos revólveres y municiones.

El sospechoso vive en el departamento de Seine-Maritime y nunca ha sido condenado por la Justicia.

La Fiscalía Antiterrorista de París se ha hecho cargo de la investigación y pretende determinar los motivos de la presencia del hombre en la zona y si se disponía a cometer una acción violenta.

Su arresto tuvo lugar en vísperas de la segunda ronda de las elecciones presidenciales francesas, que enfrentarán el domingo al socioliberal Emmanuel Macron y a la ultraderechista Marine Le Pen.

El 18 de abril, cinco días antes de la primera vuelta, fueron detenidos en Marsella (sureste de Francia) dos presuntos yihadistas acusados de planear un atentado "inminente" contra la campaña electoral.

El día 20 un ataque en los Campos Elíseos de París reivindicado por el EI acabó con la vida de un policía e hirió a otros dos agentes, al tiempo que su autor era rápidamente abatido.

Francia, que se encuentra en estado de emergencia desde los atentados yihadistas del 13 de noviembre de 2015 en París y la vecina Saint-Denis, ha incrementado el dispositivo de seguridad con motivo de las elecciones, que movilizarán a más de 50 mil policías, gendarmes y militares de la operación antiterrorista Sentinelle.