Especial Atención. El mandatario estatal señaló que era una obra demandada por habitantes de 14 colonias Ramos Arizpe.
El mandatario estatal supervisó trabajos de la línea de alimentación por bombeo de agua potable del rebombeo San José de los Nuncios, hasta Villa Magna, con una longitud de 3.3 kilómetros

El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís supervisó ayer el avance en obras hidráulicas en Ramos Arizpe, donde se invierten más de 29 millones de pesos.

 Acompañado por el alcalde José María Morales, así como por Enrique Martínez y Morales, secretario de Vivienda y Ordenamiento Territorial del Estado (SEVOT), Riquelme Solís mencionó que estas obras eran esperadas por habitantes de 14 colonias debido a la escasez en la distribución de agua potable.

“Damos solución a una demanda de más de 14 colonias y de otras más de manera indirecta”, aseguró.

El mandatario estatal supervisó trabajos de la línea de alimentación por bombeo de agua potable del rebombeo San José de los Nuncios, hasta Villa Magna, con una longitud de 3.3 kilómetros.

Riquelme recordó que también se tiene la gran responsabilidad de avanzar con la infraestructura necesaria para que la industria siga confiando en la entidad.

“Vamos a seguir trabajando por Ramos Arizpe, que representa una de las ciudades con mayor pujanza económica de nuestra entidad, y sobre todo el impulso entre Saltillo y Ramos Arizpe que se genera hoy en día nos da la oportunidad de recuperar el empleo que se perdió en la pandemia y de generar nuevas fuentes de empleo que se requieren”, señaló el Gobernador.

Por su parte, Enrique Martínez informó que hoy se conectan dos pozos que tienen un afluente de 45 litros por segundo, lo que fue una obra del programa “Vamos a Michas”, con una inversión de 15 millones de pesos.