Foto: Marco Medina/Vanguardia
Saltillo Soccer vino de atrás para vencer a los Cuervos JAP

Triunfo lleno de orgullo, corazón y muchos pantalones. El Saltillo Soccer vino de atrás para vencer a los Cuervos JAP en la Fecha 10 de la Liga Premier de Ascenso de la Segunda División Profesional.

El conjunto de la capital coahuilense, contra la corriente, sacó una victoria de oro y 3 puntos que significan un gran respiro tras toda la problemática que ha vivido el equipo por problemas extracancha.

Con jugadores que apenas y alcanzan para colocar a los 11 futbolistas en el terreno y un par de piernas frescas en la banca, el Saltillo Soccer sacó fuerza de la tribuna gracias al apoyo de su afición, quien volvió a acudir al Estadio Olímpico para ver a su equipo.

Las cosas no eran tan alentadoras al verse abajo en el marcador cuando los Cuervos se pusieron 1-0 al frente, pero el corazón y las piernas llevaron al Saltillo Soccer a conseguir la remontada.

Roberto Carlos Torices, al minuto 55 puso el 1-1 en el marcador para el Saltillo Soccer, pero el conjunto de casa no se iba a conformar con eso y siguió luchando.

Así lo hizo hasta el final, donde encontraron su recompensa al 93’, cuando Alexis Alvarado marcó el 2-1 en favor de Saltillo, lo que significó el triunfo en medio de una explosión de júbilo de jugadores y afición, quienes aún tienen esperanzas por ver a su equipo en mejores condiciones.

Con esta victoria, la segunda del torneo para el Saltillo Soccer, el conjunto de la capital coahuilense suma 8 unidades, pero más importante, es una gran inyección de ánimo en momentos difíciles.

El próximo compromiso para el Saltillo Soccer, en la Jornada 11 de la Liga Premier de Ascenso, está marcado en el calendario para el 18 de marzo ante Reynosa F.C. en territorio tamaulipeco; mientras que el regreso del conjunto de la capital coahuilense a casa, será hasta el 24 del presente mes ante los Tigres Premier de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Ambos encuentros serán verdaderos retos para el equipo saltillense, pero el corazón seguirá latiendo hasta el final.
Lucha. Los jugadores jamás dejaron de pelear a lo largo del partido.