Foto: Twitter
Miguel Monroy Robles, de Coparmex, consideró que ello representará un respiro para la región y generará más movimiento económico

Ante la reactivación de la Planta Ensamble de GM en Ramos Arizpe, el director de Coparmex Coahuila Sureste, Miguel Monroy Robles, consideró que ello representará un respiro para la región y generará más movimiento económico.

Agregó que ven la noticia con mucho entusiasmo porque todos saben de la influencia que tiene General Motors en la región, por lo que seguirá una reactivación no sólo en General Motors sino en la proveeduría local que tiene que ver con la armadora, pero también en muchas de las empresas satélites pequeñas y medianas.

Una combinación de situaciones fueron las que se presentaron, pues además del paro de la Planta Ensamble de GM, se tuvo que otras empresas también fueron afectadas por el tema de desabasto de semiconductores y otras aprovecharon para reacondicionar sus líneas de ensamble ante los nuevos modelos.

Todo ello generó a nivel local que de las 50 empresas grandes afiliadas a Coparmex Coahuila, 15 sufrieran una afectación.

Por otra parte, el director del Grupo Empresarial ROSEI, Isidoro García Reyes, comentó que una de las plantas a la que dan el servicio de comedor industrial y que produce fascias para la armadora, estará regresando del paro la siguiente semana, aunque reinicia con el 30% de sus trabajadores.