Fotos: Especial
En la Nuevo Amanecer, la primaria Roberto Shaw Camp Harris es presa de malvivientes que la saquean poco a poco

Delincuentes del poniente de la ciudad se han encargado de desmantelar una escuela primaria que fue construida y abandonada en la colonia Nuevo Amanecer y la cual ahora sirve como refugio de pandilleros.

Un hombre de avanzada edad, que se identifica como Santos Juárez Estrada, relata que desde hace un año dejó de ser el velador de la institución denominada “Roberto Shaw Camp Harris”, en la que trabajó desde el inicio de la construcción.

Desde hace casi tres años, se concluyó la obra de la escuela primaria, que se encontraba a cargo de un arquitecto a quien Don Santos únicamente recuerda como Gerardo.

“Ya va para tres años, más o menos, que la escuela está abandonada, ya antes me encargaba de cuidar aquí, pero pues un día me dijeron que ya no, y comenzaron estas gentes a destrozar la escuelita”, dijo Don Santos.

Robo. Don Santos cuidó en su tiempo la escuela, pero el trabajo terminó y ahora ve como los delincuentes se la acaban.
La construcción de apenas tres años, ya empieza a resentir el descuido.Ya va para tres años, más o menos, que la escuela está abandonada”.
Don Santos, ex velador.

Al interior de las aulas se pueden ver los restos de vidrios de las ventanas de los salones, en el cuarto de baño se observa los huecos de los excusados y lavabos que han pasado a ser propiedad de los vándalos.

Las estructuras de las puertas y ventanas se observan dañadas por los sujetos, que las fuerzan para así poder ingresar y obtener los objetos que ahí se encuentran.

TESTIGOS DEL SAQUEO

Daniel y Javier de 12 y 17 años relataron que diariamente ven como sujetos encapuchados ingresan a las instalaciones para robar lo poco que les queda, e intimidar a los vecinos.

Afeada. El paso del tiempo hace su parte, para que la escuela pierda su lustre.

“Vemos como llegan y hacen sus cosas, quieren robarse las tazas de baño, hemos visto cómo se meten y salen con puertas, lavabos y demás, y cuando los cachas quieren agredirte, la vez pasada así nos sucedió”, dijo Daniel.

Los vecinos no saben a quién pertenece la obra que había sido anunciada con bombo y platillo en la colonia, y que fungiría como institución de apoyo para el creciente sector poniente.

Delito. Pieza por pieza, así quieren llevarse la escuela un grupo de malvivientes.

Tan solo el lunes pasado, dos sujetos ingresaron a la institución para robar los tinacos que se encontraban en el techo, sin embargo los vecinos los detectaron y dieron aviso a las autoridades quienes no lograron ubicarlos.