‘Vero ya está bien, está en un lugar seguro’, escribió en redes sociales Alondra Zamudio | Foto: Especial
Su pareja fue quien anunció en redes sociales que ya se encuentra en un lugar seguro y agradeció a los que se sumaron a la búsqueda

Verónica Fonseca, una joven que fue reportada como desaparecida en Jalisco, ya fue localizada, así se dio a conocer a través de las redes sociales. 

Alondra Zamudio, pareja de Verónica, hizo un llamado a la sociedad para que se sumaran a la búsqueda de la joven, ya que desde el pasado 7 de abril dejó de responderle mensajes y aseguró que fue ingresada a un centro de rehabilitación. 

De acuerdo con Zamudio, la familia de Verónica la internó contra su voluntad en dicho centro con el fin de "corregir su orientación sexual". 

En un hilo, en Twitter, Alondra explicó que la familia de Verónica está en contra de la relación que ambas llevan.

Este jueves Zamudio compartió en redes sociales ue su pareja ya se encuentra bien y está en un lugar seguro.

"Agradezco infinitamente a todas las personas que me ayudaron y estuvieron al tanto de todo esto", añadió Zamudio. 

La Comisión de Búsqueda de Personas de Jalisco confirmó que Verónica Fonseca fue localizada y señaló en un comunicado que desde que se alertó de su desaparición “se implementaron acciones de búsqueda individualizada con perspectiva de diversidad de género". 

Estas acciones dieron como resultado "la localización de la joven quien ahora se encuentra con sus familiares", precisó la comisión. 

A su vez, la Subsecretaría de Derechos Humanos del Estado informó que iniciaron el procedimiento de búsqueda luego de recabar información del presunto traslado de la víctima a un "centro para curar la homosexualidad en la entidad". 

"La orientación sexual diferente a la heteronormativa no debe, bajo ninguna circunstancia considerarse como un problema o enfermedad que requiera un tratamiento, puesto que desde 1990 la OMS reconoce que la orientación sexual y de género no es una enfermedad mental, por lo que toda práctica de “conversión” debe considerarse como actos de violencia", indicó la subsecretaría.