Sueño imposible... El tren ligero conectaría a las zonas industriales de Ramos Arizpe y Derramadero. / ARCHIVO
Es un proyecto que aún no se ha incluido en ninguno de los planes ni a mediano ni a largo plazo

Ante el crecimiento de la capital de Coahuila y la llegada de inversiones dentro del corredor industrial de Ramos Arizpe y Derramadero, el director del Implan, Óscar Pimentel, comentó que si bien el proyecto de un tren ligero que conecte ambas zonas industriales es viable e incluso, dijo, redituables, no se tiene contemplado.

Desde hace al menos 5 años, empresarios y gobiernos municipales plantearon la posibilidad de la inversión en transporte rápido que conecte a toda la Región Sureste y que brinde facilidades de movilidad a los más de 20 mil trabajadores que acuden a diversas plantas.

“No es un proyecto descabellado y es viable pero no es algo que tengamos ya en la mira, porque el financiamiento no existe, sí seria rentable, pero no tenemos decisiones todavía tomadas en ese tema”, dejó en claro.

Sin embargo, es un proyecto que aún no se ha incluido en ninguno de los planes ni a mediano ni a largo plazo. Óscar Pimentel aseguró que serán varios millones que los tres órdenes de gobierno deberían destinar a dicho proyecto, por lo que recalcó que la mejor opción seria la fusión de gobierno con una inversión mayoritaria de la iniciativa privada nacional o local.

“El financiamiento requiere de gran apoyo federal y un esquema que permita encontrar financiamientos de la mano con su funcionalidad, hay que abocarnos por lo pronto a mejorar nuestro transporte público y Ciclovía, por supuesto que es viable, pero hay que hacer varios análisis”, finalizó.