La puesta en escena representa el regreso a los escenarios de un par de actores y el estreno de Pablo González como dramaturgo. / Omar Saucedo
La primera temporada de esta obra, producto del Taller de Dramaturgia de Medardo Treviño y parte del Festival de Dramaturgia Saltillense, comenzará el próximo jueves 13 de septiembre

Don Carlos es un vendedor de juguetes cuya vida se encuentra en un momento cumbre, donde el presente no progresa pues el pasado aún le pesa a cuestas. El remordimiento y el dolor de los errores que hay detrás no le permiten trabajar con lo que tiene a su alrededor.

Esta puesta en escena de Tribu Teatro representa el regreso a los escenarios de un par de actores y el estreno de Pablo González como dramaturgo, luego de pasar por el taller de dramaturgia que impartió el maestro Medardo Treviño en el Instituto Municipal de Cultura de Saltillo.

Su autor contó para VANGUARDIA —acompañado de todo el elenco— cuál fue la inspiración para esta obra, que, aunque su título indique una experiencia más bien enfocada a los niños, se trata de una farsa que retrata los fantasmas que existen en la consciencia y memoria de muchos hombres y mujeres adultos.

“Fue a base de experiencias personales. No se trabajó tanto con lo que es la técnica. Uno de los requisitos que Medardo nos pidió fue olvidarnos de lo que sabíamos sobre escribir. Partimos de una verdad interna”, comentó.

“El Vendedor de Juguetes es un tanto autobiográfico. Sábados y domingos yo vendo en un mercado sobre ruedas y entre semana soy maestro de teatro en una escuela secundaria. Le comenté a Medardo las dos vertientes de trabajo y le pareció más interesante el lado del mercado”.

Sin embargo, para el momento en que formó parte de este proceso creativo —del cual surgieron 17 libretos y 10 puestas en escena— él ya tenía 16 años ausente de los escenarios y volver e integrar un grupo de teatro desde cero suponía un verdadero reto que pudo sortear gracias al apoyo de la actriz Diana Vela, cuya compañía, Tribu Teatro, hizo posible el montaje.

Jaime Zertuche interpreta al personaje titular, “él se enfrenta a sus miedos y es apoyado por el resto de sus amigos para llevar a cabo la historia”, comentó el actor, mientras que Blanca Zepeda, quien en la obra es Eloísa, la segunda esposa de Carlos, explicó sobre su rol que “ella está muy enamorada de él, es su primer amor, nunca tuvo novios, y para ella él es todo, todo lo mejor”.

Diana Vela, a su vez, se encarga de darle vida a Rita, la primera esposa de Don Carlos. “Desde que iniciamos el análisis de la obra nos dimos cuenta que es un poco la antagonista de la historia. Ella se llevó a su hijo cuando tenía dos años y nunca más volvió don Carlos a saber de ambos, sin embargo ella se aparece toda la historia como el fantasma de este tormento que vive él y que revive durante la obra”, explicó.

Archivo

Amado Ramírez es José Carlos, el hijo que el vendedor de juguetes no ha visto en una vida. “Al leer el libreto fue un sí inmediato porque yo también llevo un tiempo de no hacer teatro en Saltillo. Es una propuesta totalmente distinta y un texto muy arraigado a una sociedad como la saltillense donde todavía los roles están muy marcados y finalmente nos damos cuenta que en esta obra se ven reflejadas todas las características de una sociedad”, comentó el actor.

“Nos enfocamos en la ruptura de ese núcleo familiar, es una familia disfuncional y no manejamos soluciones, el teatro no expone soluciones, presenta la problemática y el público es quien decide”.

Carmina González, por su parte, interpreta a Carol, hija del segundo matrimonio del protagonista, quien, de acuerdo con la actriz, se trata de “una chica herida por la falta de comunicación que hay en su familia, la falta de confianza”.

Asimismo, además de estos personajes, cada actor de reparto interpreta a un elemento más en la vida de Don Carlos, ya sea algún compañero vendedor, un cliente, padres de familia, o incluso algún juguete cuya animación es necesaria para contar la historia de este hombre.

“Es un texto de mucha imagen, son muchos recuerdos y es muy ágil para el espectador, porque cambia uno de un personaje a otro y de una escena a otra. Es un gran ejercicio actoral”, explicó Vela.

Como parte del Festival de Dramaturgia Saltillense, esta es la segunda producción en su primera temporada —luego de “¿Menopáusica, yo?”, que está en sus últimas funciones— y se presentará a partir del 13 de septiembre en el teatro de la Casa de la Cultura, con presentaciones el 14, 15, 20, 21 y 22, jueves y viernes a las 20:00 horas y sábados a las 19:00 horas.

Posteriormente cambiarán de sede el 27 y 28 de septiembre al espacio del Teatro García Carrillo para terminar el seis de octubre en el Teatro de Cámara Jesús Valdés.

¡No te lo pierdas!
El Vendedor de Juguetes de Pablo González.
Dirección: Pablo González
Estreno: 13 de septiembre
Casa de la Cultura de Saltillo
20:00 horas
Adolescentes y adultos
Preventa: 100 pesos en Museo de la Katrina
Taquilla: 120 pesos
Preferencial 50 preventa, 60 taquilla