Wade Miley luego de su hazaña/ AP
El jugador de Cincinnati lo hizo ante los Indios de Cleveland el viernes por la noche

 Wade Miley se había colocado un tatuaje temporal con la figura de Hulk en el antebrazo derecho, para cumplir su apertura del viernes ante los Cleveland Indians. Lo hizo por petición de Jeb, su hijo de 4 años.

Quizás debería pensar en volver permanente el tatuaje.

"No tengo músculos, en absoluto", dijo Miley con una sonrisa. "Así que tal vez él me dio algo de fuerza".

En realidad, lanzó como un superhéroe.

Miley lanzó el segundo juego sin hit registrado en las mayores en los últimos tres días, y el cuarto en esta campaña, para que los Cincinnati Reds se impusieran el viernes 3-0 a los Indians.

Miley (4-2) se basó en curvas y en su experiencia de más de 11 años en las Grandes Ligas para maniatar a los Indians y lograr el primer juego sin hit de Cincinnati desde el conseguido por Homer Bailey en 2013.

“Es surrealista”, dijo el lanzador de 34 años.

Los Indians han sido dejados sin hit ni carrera dos veces en un mes.

El zurdo Miley debió esperar el inicio del juego 83 minutos más de lo previsto, debido a la lluvia. Terminó uniéndose a John Means, de Baltimore Orioles, quien había logrado un juego sin hit el miércoles ante Seattle Mariners.

Esas actuaciones se sumaron a otras gemas de pitcheo registradas en 2021, que está resultando el año del sin hit.

El 9 de abril, Joe Musgrove logró el primer juego sin inatrapable en la historia de los San Diego Padres. Cinco días después, Carlos Rodón, zurdo de los Chicago White Sox, blanqueó a los Indians.

Lo único que impidió el juego perfecto de Rodón fue un pelotazo a un bateador en la novena entrada.

Madison Bumgarner, de Arizona Diamondbacks, lanzó un juego sin hit, abreviado a siete entradas, el 25 de abril ante Atlanta Braves. Sin embargo, éste no fue reconocido como oficial, por no ser de nueve episodios.

Los encuentros de las dobles carteleras se han acortado como parte de las restricciones por la pandemia.

De acuerdo con ESPN Stats & Information, solo ha habido una temporada en la historia de MLB en la que se lanzaron cuatro juegos sin hits antes de fines de mayo. En 1917, el cuarto juego sin hits de la temporada se lanzó el 5 de mayo.

Los bateadores de las Ligas Mayores comenzaron el viernes con un promedio de .233, la cifra más baja de la historia.

Por su parte, los Indians se unieron a una lista indeseable. Son el 16to equipo que ha sido dejado sin imparable dos veces en la misma campaña.

Seattle es el club que había sufrido más recientemente este bochorno, en 2019.

Miley entregó un boleto y recetó ocho ponches en 114 lanzamientos.

“Ofreció una cátedra de pitcheo”, reconoció el manager de los Indians, Terry Francona.

El zurdo tuvo en control a un equipo de Cleveland que ingresó a la serie con solo .213 en bateo, pero había ganado cinco al hilo y nueve de 11. Los Indians consiguieron embasar a un corredor hasta el sexto, cuando Amed Rosario alcanzó la segunda base en error de Nick Senzel. En realidad, Senzel fue participe de dos errores en la misma jugada. Miley realizó 114 lanzamientos.

Franmil Reyes fue el que estuvo más cerca de conseguir un hit para los Indians, pero su fuerte batazo en el quinto fue justo al campo corto Kyle Farmer, quien lo detuvo y tuvo mucho tiempo para tirar y ponerlo fuera en la inicial.

Miley, quien abrió con marca de 1-4 en ocho aperturas en su carrera contra los Indians, registró cuatro ponches de los primeros nueve outs que sacó en el juego.

Miley está en su segunda temporada con Cincinnati. También lanzó para Houston Astros, Milwaukee Brewers, Baltimore Orioles, Seattle Mariners, Boston Red Sox y Diamondbacks.

Si Miley anuló a los Indianss, Zach Plesac hizo lo propio con los Reds durante ocho entradas, antes de que Cincinnati anotara tres veces en la novena, gracias a un error y a un balk del relevista dominicano Emmanuel Clase.

Los Reds conectaron un par de sencillos antes de que Clase (2-1) fildeara una rola y lanzara desviado a la intermedia. Nick Senzel aprovechó para anotar desde la intermedia.

Luego, con corredores en las esquinas, Clase comenzó su windup antes de frenarse y lanzar a segunda.