Quienes vivimos en Saltillo podemos ver todos los días la hermosa Sierra de Zapalinamé, una extensión de 50 mil hectáreas que bordea el sur nuestra ciudad. Lleva el nombre de un guerrero Huachichil que luchó contra los españoles para evitar la colonización. La leyenda dice que tenía un espíritu indomable y negándose a ser sometido, se llevó a su gente hacia la montaña, donde murieron a causa de enfermedades traídas por los conquistadores. Cuando falleció, lo recostaron en la cima, se fundió con la tierra, la montaña tomó su forma y por eso ahora podemos observar la silueta del valiente guerrero en su borde.

Con ese valor y entrega, Zapalinamé sigue luchando por la vida y bienestar de quienes vivimos en el sureste de Coahuila. Gracias a esta sierra Saltillo vive y es posible su desarrollo, porque de ahí proviene el agua que sustenta a nuestra ciudad, ahí se recargan los acuíferos para abastecer nuestras necesidades. También es el área boscosa más importante de la región, donde se genera el oxígeno que respiramos y se regula el clima. Además, es un importante centro recreativo que tiene rutas de senderismo y escalada. 

Esta montaña, forma parte de la Sierra Madre Oriental y alberga más de mil 800 especies de flora y fauna, entre ellos peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos, como el oso negro, un ícono ambiental para esta zona. Muchas de las especies están en peligro de extinción y lamentablemente por el desarrollo urbano, el cambio climático, los incendios forestales y los daños que generan los visitantes, esta zona cada vez requiere de más atención y cuidados. 
Zapalinamé necesita de todos. Como ciudadanos, ¿qué podemos hacer para contribuir a cuidarla? 

1. Si vas de paseo o a practicar deporte, no dejes basura, recoge la que veas tirada y por ningún motivo prendas fuego. 

2. Difunde la importancia histórica y ambiental de esta Sierra para nuestra vida y desarrollo, valoremos los recursos naturales de la región. 

3. Participa activamente, existen asociaciones y grupos voluntarios que trabajan para cuidar la Sierra, como Profauna, Cañon de San Lorenzo, Apoya tu Bosque Local, entre otros. Sigue sus redes sociales para informarte de las actividades que realizan. 

4. Reforesta, esta acción es muy importante, porque fortalece la resiliencia del ecosistema. La mejor opción es unirte a las brigadas ya organizadas que saben qué especies, cómo y dónde plantar. “Apoya tu Bosque Local” cuenta con un calendario de reforestaciones y actividades en las que puedes ayudar de diferentes formas. 

Haz conciencia y apoya, hay muchas formas en las que podemos empezar a crear cambio para cuidar nuestro planeta. ¡Seamos guerreros que protegen Zapalinamé! 

gdevalle@gmail.com
Gabriela De Valle
Reconexión Natural