Davos, Suiza.- Venecia va a convertirse en un lugar esencialmente para turistas durante ocho meses al año a causa del aumento del nivel del mar motivado por el calentamiento mundial, según denunció hoy la Unesco.
"A causa de la subida del nivel del agua, la actividad económica no relacionada con el turismo disminuye, con lo cual los ciudadanos se van y se quedan los visitantes. Venecia se va a convertir en una Disneylandia durante ochos meses al año", aseguró el director de la oficina de la Unesco en Venecia, el suizo Engelbert Ruoss.

El director hizo este comentario durante su intervención en la Segunda Conferencia Internacional de Cambio Climático y Turismo que se celebra hasta mañana en la localidad suiza de Davos.

Ruoss puso el acento en que el cambio climático no sólo afecta a áreas naturales, sino también a edificios, monumentos y ciudades que son patrimonio de la humanidad, como Venecia.

Para Ruoss, "los políticos no están realmente comprometidos con la lucha contra el calentamiento global porque no aplican acciones que obtengan resultados tangibles".

Por ello, abogó por una coordinación real entre los científicos, los gobiernos y la sociedad civil que genere un cambio real.

"Si no nos coordinamos y actuamos en red, de nada sirve el trabajo porque el problema es global", aseveró.