(Foto: Vanguardia-Archivo)
Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, advirtió que un volumen significativo de apoyo gubernamental continúa impulsando al sector financiero
FRANKFURT.- El presidente del Banco Central Europeo (BCE) , Jean-Claude Trichet, consideró hoy que "es demasiado pronto para declarar que la crisis ha terminado".

Trichet dijo en el Congreso de Banca Europea que aunque los últimos acontecimientos han sido buenos, sin embargo "un volumen significativo de apoyo del gobierno subyace" tras ellos.

No obstante, "entiendo que el ánimo en el sistema financiero es de alivio" , apostilló el presidente del BCE.

Trichet explicó que los gobiernos de la zona del euro han proporcionado 26% del Producto Interior Bruto (PIB) para apoyar al sector financiero mediante garantías, inyecciones de capital y apoyo a activos.

Además, la cantidad de refinanciación proporcionada por el BCE es alrededor de 60% mayor que lo que fue antes de las turbulencias en los mercados financieros.

"La magnitud de este apoyo no tiene precedentes y todos los participantes en los mercados financieros deberían ser conscientes de ello" , apostilló Trichet.

Añadió que "los bancos deben fortalecer sus cuentas de resultados, ser independientes y poder mantenerse sobre sus dos propios pies" .

Trichet recordó que "las autoridades pueden y hemos proporcionado apoyo temporal considerable, pero en una economía de mercado no podemos dirigir el sector financiero o proporcionar apoyo excepcional indefinidamente" .

El presidente del BCE estableció una analogía médica con la crisis financiera e identificó tres lecciones de cómo se debería cuidar colectivamente que progrese la salud del sistema financiero.

"Primero, una vez que el paciente ha caído seriamente enfermo, se requiere medicación de urgencia...Debe evitarse el contagio" , dijo Trichet.

De igual modo, "una crisis financiera global de primera magnitud requiere una acción política rápida y decisiva, posiblemente de una naturaleza sin precedentes" , según Trichet