Imagen del Salón General de Lectura de la Biblioteca Nacional de España, institución que cumple trescientos años y que atesora en el Archivo de la Palabra unos 20 mil registros sonoros de personajes como Pablo Neruda o León Felipe. Foto EFE
Almudena González Castilla/EFE-Reportajes
La Biblioteca Nacional de España conserva unos 20 mil documentos sonoros en el Archivo de la Palabra.
Madrid, España.- Todo empezó en 1950, cuando llegó a la Biblioteca Nacional de España (BNE) una colección de 24 discos de pizarra con grabaciones de las voces de Azorín, Juan Ramón Jiménez, Pío Baroja, Ramón y Cajal, el general Primo de Rivera o Niceto Alcalá Zamora, procedentes de Archivo de la Palabra del Centro de Estudios Históricos, donde Ramón Menéndez Pidal -intelectual español de la Generación del 98- intentó crear un centro de investigación.

"A partir de ese momento, el Archivo de la Palabra de la Biblioteca Nacional de España comienza su andadura, incrementando su colección a través de compras, donativos y depósito legal, con la misma finalidad que impulsó a Don Ramón a conservar y difundir las voces de personalidades de la cultura, la ciencia, las artes o la política de su época", explica a Efe María Jesús López Lorenzo, jefa de esta sección de la BNE.

Ahora, son ya unos 20,000 documentos sonoros no musicales los que componen esta joya de la Biblioteca Nacional, la institución cultural pública más antigua de España y que está inmersa en las conmemoraciones de su tricentenario.

DE JORGE LUIS BORGES A LOS INUIT

Se trata de una colección rica y variada, que conserva algunos documentos sonoros de gran valor histórico y sentimental, en algunos casos por lo fugaz del momento, por la crítica situación que revelan, o por la originalidad de su contenido.

Aunque siempre es difícil hacer una selección, María Jesús López Lorenzo cita la colección de voces de los escritores, filósofos y poetas de las generaciones del 27 y 98, además de los registros de las personalidades del mundo de la política, como es el caso del disco de pizarra con la voz de Alfonso XIII.

"Contamos con grabaciones originales como las entrevistas a Jorge Luis Borges. Además de voces como la de Lluis Companys, en un discurso grabado en hilo magnético el 1 de mayo de 1937, hablando de la Generalitat de Cataluña en plena Guerra Civil española", prosigue esta especialistas de la Biblioteca Nacional.

Hay también una presencia importante de autores hispanoamericanos, gracias a la adquisición de una gran colección de discos de vinilo que contienen algunas de las voces más importantes de la cultura hispanoamericana, entre ellas, la colección "Voz Viva de México", "Voz Viva de América Latina", "Literatura Mexicana"... etc. Además, podemos encontrar en varios vinilos a Pablo Neruda, que junto con Borges es uno de los escritores que más registró su obra con su voz en distintos fonogramas. Raúl González Tuñón, Ernesto Sábato, Gabriel García Márquez, León Felipe, Oliverio Girondo y Julio Cortázar son algunos de los grandes que forman parte del Archivo de la Palabra.

La adquisición más reciente es el donativo del etnomusicólogo Ramón Pelinski. "Este donativo consta de 93 cintas abiertas, 9 casetes y 5 videograbaciones, fruto de su trabajo de campo, con entrevistas en el Artico Central, sobre música y tradiciones de los pueblos Inuit", prosigue López Lorenzo.

En el Archivo de la Palabra se conservan las grabaciones de todos los actos que se llevan a cabo en la Biblioteca Nacional, "la memoria oral" de los recitales de poesía, presentaciones de libros, ciclos de conferencias, mesas redondas.... y entre las más recientes, la protagonizada por el premio nobel Mario Vargas Llosa el pasado 5 de mayo, disponible en el canal de youtube de la BNE: http://www.youtube.com/user/bibliotecaBNE

LA FUERZA DE LA PALABRA

La variedad de las personalidades inmortalizadas es tan rica como los soportes donde se han registrado sus voces, un repaso por los desarrollos tecnológicos empleados en la captación del sonido, que se van digitalizando para ponerlos a disposición de los usuarios en la página web de la BNE (www.bne.es).

Así hay grabaciones originales en cilindros de cera, en discos planos, de goma laca o baquelita, los populares discos de vinilo, hilo magnético, cintas magnetofónicas... hasta llegar a los discos compactos y a los mp3, imprescindibles en la actualidad.

La Biblioteca Nacional, según López Lorenzo, mantiene una estrecha relación con otras instituciones poseedoras de importantes archivos, como Radio Nacional de España (RNE), la Residencia de Estudiantes y la Fundación Juan March, además de contactos internacionales para incentivar el reconocimiento y la conservación del patrimonio audiovisual.

¿Se imagina poder escuchar a su poeta favorito recitando? ¿Es cierto que el vídeo mató la estrella de la voz?.

López Lorenzo responde: "si podemos vibrar leyendo los poemas de un escritor, más aún cuando escuchamos sus voces recitándolo. Creo que en este caso la imagen no vale más que mil palabras sino al contrario. El usuario busca en estas grabaciones escuchar el contenido, sin tener que fijarse en la imagen".

DESTACADOS:

* Las voces de la Generación del 98, del rey Alfonso XIII, de Jorge Luis Borges, Pablo Neruda, Gabriel García Márquez o León Felipe son algunas de las 20,000 joyas que conserva la Biblioteca Nacional de España en su Archivo de la Palabra.

* Hay grabaciones originales en cilindros de cera, en discos planos, de goma laca o baquelita, así como discos de vinilo, hilo magnético, cintas magnetofónicas... y, por supuesto, CD y mp3.

* La última adquisición: la colección del etnomusicólogo Ramón Pelinski con grabaciones en el Artico Central sobre música y tradiciones de los pueblos Inuit.