Los fondos que se obtengan con la subasta servirán para compensar a los miles de víctimas de la estafa orquestada por el financiero, quien cumple una condena de 150 años de cárcel por idear y mantener durante dos décadas un gigantesco esquema Ponzi con el que estafó, según cifró el mismo Madoff, unos 50.000 millones de dólares.
Nueva York, EU.- Las autoridades de EU aseguraron hoy que pretenden obtener el máximo dinero posible en la subasta de cerca de dos centenares de objetos personales de Bernard Madoff, autor confeso del mayor fraude financiero de la historia, y de su esposa Ruth, que se realizará mañana en Nueva York.

"No pensamos en una cifra concreta, porque pretendemos conseguir el máximo dinero posible para compensar a las víctimas", dijo hoy a Efe Jennifer Crane, representante de la unidad de confiscaciones del cuerpo federal de los U.S. Marshals, que mostró este viernes al público los objetos que saldrán a la venta en Manhattan.

Los fondos que se obtengan con la subasta servirán para compensar a los miles de víctimas de la estafa orquestada por el financiero, quien cumple una condena de 150 años de cárcel por idear y mantener durante dos décadas un gigantesco esquema Ponzi con el que estafó, según cifró el mismo Madoff, unos 50.000 millones de dólares.

La casa de subastas Gaston and Sheehan, organizadora de una puja que contará con unos 600 lotes, de los que unos 200 corresponden a los Madoff, confía, sin embargo, en conseguir alrededor de medio millón de dólares sólo con objetos confiscados del apartamento neoyorquino y la casa de vacaciones en Long Island de la familia.

"Se trata de una buena oportunidad para ver cómo era la vida de Bernard y Ruth Madoff. Quien compre algún objeto, se llevará un pedazo de historia consigo", añadió Crane, quien recordó que las autoridades llevan a cabo subastas como ésta de manera rutinaria.

En todas esas pujas, sin embargo, no se suelen encontrar abrigos de pieles, joyas, relojes y otros bienes pertenecientes a personas tan famosas como los son ahora el matrimonio Madoff, de quienes se podrán comprar este sábado piezas de uso tan habitual como la vajilla que utilizaba la familia.

Aparejos de pesca, varios juegos de palos de golf, jarrones y figuras de decoración, fotografías, cuadros, sobres con el nombre de Bernard Madoff como remitente y bolígrafos de su firma de inversión, así como objetos de coleccionista relacionados con el mundo del hockey, conforman otros de los lotes que saldrán a subasta.

La estrella indiscutible de una subasta a la que ya se han inscrito más de mil compradores es, sin embargo, un reloj Rolex de 18 quilates, cuyo modelo recibe entre los expertos el curioso sobrenombre de "Prisoner Watch" (reloj de prisionero) y que tiene un valor estimado de entre 75.000 y 87.500 dólares.

La puja contará con más de una decena de relojes de ese mismo fabricante, así como casi una docena de bolsos Hermès que pertenecieron a Ruth Madoff, de quien también salen a la venta juegos de pendientes, collares y una pulsera de diamantes y esmeraldas.

Otro de los objetos que más interés despiertan es una típica chaqueta azul con motivos naranjas del equipo de béisbol neoyorquino de los Mets, que cuenta en la espalda con el apellido del financiero y que está valorada entre 500 y 720 dólares.

En otro esfuerzo por confiscar todos los bienes relacionados con el que fuera presidente del Nasdaq, el fideicomiso Irving Picard, encargado de liquidar los activos de Madoff, anunció hoy que presentó ante Tribunal de Quiebras de Nueva York la petición de bancarrota para la compañía BLM Air Charter, del antiguo financiero.

Esa firma, que dependía "en un cien por cien" de la firma de inversión de Madoff, según explicó Picard, era la propietaria del 50% de un avión Embraer Legacy 600, un aparato que, según el portavoz del fideicomiso, puede venderse ahora "por un precio importante".

A finales de octubre ya salió a subasta en Nueva Jersey el Mercedes Benz Clase E de Madoff, que se vendió por 14.250 dólares, mientras que el próximo 17 de noviembre se vendrán en Fort Lauderdale (Florida) un yate de lujo, otras dos embarcaciones y otro Mercedes Benz decomisados por las autoridades estadounidenses.