Notimex
Señala el técnico de la selección mexicana que el objetivo es derrotar a Jamaica y Canadá, para sumar nueve unidades, y con ellos avanzar al hexagonal final de la Concacaf rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010.
Ciudad de México.- La meta del técnico sueco Sven-Goran Eriksson es ganar a Jamaica y Canadá para llegar a nueve puntos y con esos clasificar al hexagonal final de la Concacaf rumbo a la Copa del Mundo Sudáfrica 2010, a disputarse el próximo año.

El "Tricolor" ya tiene tres puntos tras el triunfo de 2-1 ante Honduras y este sábado, contra Jamaica, no piensa en la goleada sólo en la victoria para llegar a seis unidades y amarrar el boleto a la siguiente fase ante Canadá, al que enfrentará el próximo miércoles en el estadio Víctor Manuel Reyna de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Eriksson hace sus cuentas y piensa que con los nueve puntos será suficiente para clasificar y los últimos encuentros de visita ante Jamaica, Canadá y Honduras serán más sencillos.

De esta forma, el estratega ve positivo, por todos los aspectos, el hecho de jugar los tres primeros encuentros de esta fase eliminatoria en casa, aunque dijo que "es una cuestión muy extraña" en este tipo de competencia, pero también dejó claro que "es culpable el mal tiempo" que se dio en Jamaica.

Y es que el siguiente encuentro iba a ser en Kingston, pero se trasladó al estadio Azteca por los destrozos que causó la el huracán "Gustav" en aquella isla.

La afición quiere que México gane por goleada y más por lo disminuido que llega el conjunto jamaicano, con escaso tiempo de entrenamiento y afectados los jugadores anímicamente por lo que vivieron por dicha tormenta.

Pero Eriksson toma las cosas con calma y ni se arriesga en cuanto al marcador, al decir que "lo importante es ganar, sumar los tres puntos y hacer un buen partido".

Aparte, mantiene su línea de respetar al contrario, porque en el futbol todo puede pasar, puede haber sorpresas, además dijo que los jugadores jamaiquinos son fuertes, robustos y sacaron el empate ante Canadá, lo cual fue un resultado justo.

Sí aceptó que México es favorito para el encuentro, como lo es para ganar para el Grupo Dos y es que se alienta después del triunfo sobre los hondureños, que eran el equipo de mayor peligro en el sector.

Por otra parte, dijo que no habrá una gran revolución en el equipo en relación al partido anterior, aunque indicó que trabaja en la organización del conjunto en la cancha para tener un mejor desempeño ante los caribeños.

Comentó que le gustó mucho el equipo que cerró el partido ante los hondureños, lo que deja entrever que Cuauhtémoc Blanco estará desde el inicio ante los isleños y entonces tendrá que sentar a Carlos Vela o Giovanni Dos Santos.

"Tengo jugadores de gran calidad y es un placer entrenar con ellos, porque son muy fuertes, el espíritu es muy bueno y técnicamente son muy fuertes", expresó.

En otro orden, ubicó a la liga mexicana como la cinco del mundo, después de la inglesa, española, italiana y alemana. "Tiene buena técnica, mucha velocidad, algunos goles espectaculares. Me gusta la liga de México".