Washington, EU.- El presidente estadounidense, George W. Bush, pidió este miércoles la liberación de los "prisioneros políticos" en Cuba, luego de reunirse en la Casa Blanca con familiares del disidente Luis García Paneque, detenido desde 2003 y condenado a 24 años de prisión.
"El no hizo nada más que abogar por la libertad y ahora está en prisión y no solo está en prisión, está enfermo. Y por lo tanto uno de los mensajes que tengo para los líderes cubanos es (que) liberen a este hombre y liberen a otros prisioneros políticos", expresó Bush tras el encuentro en la Oficina Oval.

"El no es una amenaza para ustedes, déjenlo reunirse con la mujer que ama y sus cuatro hijos", pidió el mandatario norteamericano tras un encuentro con la esposa de Paneque, Yamile Llanes Labrada, y una hija de la pareja, Shirley.

Paneque forma parte de un grupo de 75 disidentes que fueron encarcelados por las autoridades cubanas en marzo de 2003 y condenados a penas de hasta 28 años de cárcel, bajo el cargo de trabajar para una potencia extranjera.

De ellos, 16 han sido excarcelados por problemas de salud. Uno de ellos, excarcelado un año después de su arresto, murió en enero pasado.