Notimex
El director del Censida señaló que en toda la historia de la enfermedad en México se han notificado 102 mil casos, aunque especialistas estiman la cifra alrededor de 380 mil infectados.
En 25 años del combate al VIH/Sida en México, se han notificado 102 mil casos de personas con el mal, pero se calcula que 380 mil viven con el virus, lo que hace necesario replantear la estrategia para enfrentar la epidemia, consideraron especialistas.

Stefano M. Bertozzi, director ejecutivo del Centro de Investigación en Evaluación y Encuestas; Carlos del Río, codirector para investigación Clínica e Internacional del Departamento de Medicina de la Universidad de Emory, Estados Unidos; y José Antonio Izazola Licea, director del Censida, coincidieron en la necesidad de replantear la lucha contra ese mal.

Durante el Seminario Institucional "Desafíos para mejorar la respuesta nacional a la epidemia del VIH/Sida" , agregaron que entre los retos a enfrentar están la obtención de mayores recursos para la investigación y la creación de una vacuna.

El director del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/Sida (Censida) refirió que en toda la historia de la enfermedad en México, se han notificado 102 mil casos, de los cuales 21 mil corresponden a mujeres y el resto a hombres, y se ubican entre los 14 y los 49 años.

Izazola Licea dijo que en el país se carece de un censo sobre el número de infectados, pero según estimaciones, de 2003 a 2007 se registraron 198 mil casos, de los que más de 154 mil son hombres y 44 mil mujeres, y alertó que aún son muchas las personas que viven con VIH y no lo saben.

"Lo que es cierto es que esas personas van a requerir tratamiento con retrovirales y mientras fallemos en la prevención ese número va a seguir creciendo y va a ser imposible sostener una terapia de acceso a medicamentos" , advirtió.

Sobre la mortalidad general atribuida a VIH, comentó que mueren cinco veces más hombres que mujeres, y agregó que entre la población de 25 a 44 años ha habido un pequeño descenso en el número de muertes debido a que a partir de 2003 más personas se han beneficiado con los tratamientos retrovirales.

A su vez, Stefano M. Bertozzi se pronunció por repensar cómo se pueden obtener mejores resultados frente a la epidemia, cómo prevenir mejor el mal y cómo asegurar que la gente tendrá acceso a los tratamientos.