Universal
El presidente Felipe Calderón convocó a los concesionarios de radio y televisión del país agrupados en la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión (CIRT) a conducirse con responsabilidad en el uso de la libertad de expresión.
El mandatario participó en la 49 Semana Nacional de la Radio y Televisión, que reúne a los concesionarios del ramo. Ahí expresó: "Hago un llamado muy respetuoso a fin de que todos quienes participan en la radio y la televisión asuman el papel que les confiere ser concesionarios y permisionarios de un servicio de interés público y de carácter social".

El encuentro entre Calderón y los integrantes de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión (CIRT) se da a unas semanas de que se aprobara la reforma electoral, que provocó algunas inconformidades de parte de los concesionarios.

El titular del Ejecutivo indicó que la libertad de expresión debe estar asociada "íntimamente" al respeto a los demás y a la responsabilidad con México, así como al derecho a la información que hay y que los tres órdenes de gobierno y los tres poderes de la Unión, agregó, debemos honrar.

"Y este es el equilibrio que México necesita, garantizar nuestras libertades, sí, pero hacerlo en el marco de la responsabilidad, que es, precisamente, el interés general que la nación demanda de todos los mexicanos".

El mandatario reiteró que su gobierno privilegiará y respetará la libre expresión, pero al mismo tiempo apelará a la responsabilidad de medios y comunicadores.

Aseguró que durante su gobierno no se permitirá la toma violenta de instalaciones por parte de personas o grupos.

Sin citar ningún caso en particular, Calderón Hinojosa se refirió a hechos como la toma violenta de instalaciones de concesionarios de televisión o radio: "A ustedes señalé que sería un presidente absolutamente comprometido con la responsabilidad de cumplir y hacer cumplir la ley; por ello ya no hemos permitido, ni permitiremos, que por la fuerza se tomen instalaciones de radio o televisión por parte de personas o de grupos; nunca más una toma violenta de una estación o de un negocio lícito en el país".

En una democracia, dijo, todos los ciudadanos y organizaciones, especialmente los funcionarios de gobierno, "debemos conducirnos siempre bajo el principio de legalidad. Estoy convencido de que la relación del Estado con los medios de comunicación debe basarse en el respeto mutuo, en el bien común; ambos estamos obligados a escuchar la voz de la ciudadanía y actuar en consecuencia".

El mandatario, quien informó que se han clausurado una docena de estaciones sin permiso y que se cancelarán otras decenas más, pidió a los empresarios mantener la calma ante el vencimiento de sus concesiones, pues dio instrucciones al secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, para revisar los casos y se renueven "a partir del cumplimiento de la ley y de su compromiso con nuestro México", aclaró.

El presidente Calderón dijo que los medios de comunicación participan en tareas de interés público como el combate a la delincuencia, lucha en la cual, agregó, "no bajaremos la guardia".

Por su parte, el presidente de la CIRT, Enrique Pereda, pidió el apoyo del mandatario para que las estaciones que transmiten sólo en AM, "con tecnología del siglo pasado", puedan hacerlo también en FM, esto co el fin de evitar rezagos, según dijo, y pasar a la era digital.

El mandatario se comprometió a hacer "todo lo que esté a mi alcance" para que las radiodifusoras puedan contar con mejores estándares y puedan pasar de la tecnología análoga a la digital.