Las mujeres y los niños cargan en su cabeza baldes con 20 litros de agua, los cuales no son suficientes para las tareas diarias. Foto: Internet
Redacción
Ingenieros de África diseñan cilindro que permite transportar agua potable a los habitantes de comunidades marginadas.
En Holnek al sur de África , la falta de agua potable ha obligado a las mujeres a pasar el 26% de su día buscando y transportando este vital líquido, la necesidad ha orillado a los niños a acompañar a sus madres en la búsqueda y recorrer largas distancias, además de cargar con baldes pesados en la cabeza. Esta actividad forma parte de la cultura del lugar, ya que es rutinario para la mujer llevar el agua al hogar.

Dos ingenieros de África han diseñado un cilindro con una rueda que es capaz de transportar hasta 90 litros de agua, es decir casi cinco veces más la cantidad que transportan los habitantes en un balde común.

El cilindro está diseñado partiendo de una carretilla con un centro de gravedad bajo, la rueda era el componente más caro, de ahí surgió la idea de poner agua dentro de la rueda.

Hippo Water Internacional es una organización no gubernamental que ha entregado 27 mil Cilindros Hipo en diversas comunidades africanas, esto ha facilitado la transportación del agua y ha permitido que las mujeres realicen otras tareas en el hogar, además de que los niños de África asisten a la escuela.