Excelsior/Leticia Robles de la Rosa
Para el Comité Conciudadano de Seguimiento del Proceso Electoral el proyecto electoral encamina a México a un sistema de sólo tres partidos millonarios.
Para el Comité Conciudadano de Seguimiento del Proceso Electoral, integrado entre otros por Clara Jusidman, Sergio Aguayo, Jesús Cantú, Denise Dresser y José Antonio Crespo, la reforma electoral que procesa el Senado de la República tiene varios defectos, porque es falso que se vaya a ahorrar dinero.

"Caminamos hacia un sistema de sólo tres partidos millonarios y la extinción de los pequeños", advirtió el especialista Kristian Bernal, quien reprochó a los legisladores que mientan a los ciudadanos al decir que las campañas serán hasta 70% más baratas.

Con base en la proyección de aumento de salarios mínimos y del padrón electoral, el Comité Conciudadano descubrió que con la fórmula nueva "implica que el financiamiento ordinario siempre será mayor que el de la fórmula actual. En año de elecciones el financiamiento total se reduce alrededor de 28% en 2009, sólo 3% para 2012 y uno por ciento para 2015, pero a partir de ahí siempre sería mayor.

"Para la elección presidencial del 2019 llegaríamos con un financiamiento total de 88% mayor que el actual.

"La falacia que nos quieren vender es que desde el punto de vista del financiamiento de campaña, sin considerar el ordinario, para las elecciones de 2009 el financiamiento de campaña será 67% menos; para 2012 sólo sería 35% menos; para 2015, 54% menos y para 2019 solamente 10% menor, mientras el ordinario se potencia año con año", establece un estudio del Comité.

El análisis de la reforma hecho por este organismo es punto por punto y avala lo publicado por Excélsior la semana pasada: la propuesta cierra la puerta a las candidaturas ciudadanas y con ello viola derechos fundamentales.

Respecto a la fórmula para el financiamiento basada en 40% del salario mínimo y el padrón electoral, este grupo de especialistas opina que debe ser con base en 10% de esa remuneración.

Los integrantes del Comité consideran que sus propuestas de reforma electoral fueron ignoradas por el Congreso,, pese a que participaron en los foros de discusión y se reunieron con legisladores para enriquecer la propuesta.

El sábado pasado este diario informó que la propuesta de reforma al artículo 41 constitucional -presentada por la Comisión Ejecutiva de Negociación y Construcción de Acuerdos, CENCA- para disminuir el financiamiento a los partidos políticos, baja el subsidio a los institutos pequeños, pero aumenta el de los grandes.

Si bien representa un ahorro al erario de 2.12%, la reducción es absorbida únicamente por los partidos que obtengan menos votación en las elecciones de diputados federales, en tanto que da más recursos a los de más sufragios.

La fórmula de la polémica

La reforma que se analiza para la entrega de financiamiento a los partidos establece que el monto total a repartir se obtendrá de multiplicar 70% del salario mínimo por el número de inscritos al padrón electoral.

De aplicarse esta fórmula el próximo año, el monto que correspondería a los partidos sería de poco más de dos mil 612 millones 725 mil pesos.

898 millones de pesos obtendría el PAN; 155 millones más que en 2007.

483 millones de pesos recibiría el PRD; 37 millones más que en 2007.

172 millones de pesos se entregarían al PVEM; 50 millones menos que en 2007.

122 millones de pesos se destinarían a Nueva Alianza; 65 millones menos que en 2007.

La cifra se repartiría con base en el porcentaje de votos obtenido por cada partido durante la elección de diputados inmediata anterior. Aquí, lo que recibirían en 2008:

585 millones de pesos obtendría el PRI; 66 millones más que en 2007.

155 millones de pesos se otorgarían al PT; 55 millones menos que en 2007.

139 millones de pesos le corresponderían a Convergencia; 60 millones menos que en 2007.

55 millones de pesos irían para Alternativa; 84 millones menos que en 2007.