Notimex
La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) consignó al Reclusorio Preventivo Sur al individuo que la madrugada del viernes arrolló y mató a un policía luego de evadir un punto de revisión del alcoholímetro.
México.- Durante la presentación de José Luis Romo Trujano, de 22 años, el subprocurdor de Averiguaciones Previas Desconcentradas, Luis Genaro Vázquez, explicó que se le acusa de homicidio simple con dolo eventual y de daño en propiedad ajena, por lo que podría recibir una pena de ocho a 20 años de prisión.

Según los primeros exámenes toxicológicos, el probable responsable presentaba 266 miligramos de alcohol en la orina y se harán otras pruebas para determinar el grado de intoxicación que tenía en la sangre, detalló.

El funcionario capitalino indicó que los delitos por los que se encuentra acusado el probable responsable son considerados como graves, por lo que no alcanza libertad bajo fianza.

Durante su presentación, el inculpado dijo que nada de lo que hizo fue a propósito y que jamás pretendió atentar contra la vida de nadie.

Sin embargo, los peritos en tránsito terrestre determinaron que el policía Luis Fernando Corona Mercado, quien se sujetó del cofre del vehículo del inculpado, estaba todo el tiempo en su campo visual y aún así aceleró, por lo que las consecuencias eran previsibles.

De acuerdo con testigos presenciales ubicados en el punto de revisión del alcoholímetro establecido en Insurgentes Sur en la colonia Chimalistac, perímetro de Alvaro Obregón, Romo Trujano aceleró con el policía en el cofre y alcanzó una velocidad de entre 90 y 100 kilómetros por hora.

Ante esa acción, patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) persiguieron al detenido por más de un kilómetro indicándole que se detuviera y para huir, Romo Trujano invadió el carril del Metrobús.

El presunto responsable se impactó contra el monumento a Juan Pablo II en el cruce de Francia e Insurgentes, por lo que el uniformado fue proyectado tres metros para caer en el camellón central de Insurgentes donde perdió la vida, describió.

Respecto a los daños al monumento, Vázquez Rodríguez informó que ya se comunicaron con los representantes legales de la Nunciatura Apostólica, propietarios de la estatua, quienes interpondrán la denuncia correspondiente por daño en propiedad ajena.

El subprocurador capitalino abundó que Romo Trujano se acogió al Artículo 20 constitucional, por lo que se reservó su derecho a declarar, aunque reconoció que se encontraba en estado de ebriedad.

La PGJDF exhortó a la ciudadanía a respetar las indicaciones de las autoridades, a fin de evitar que sus acciones derevien en la comisión de algún delito.