El delantero mexicano Cuauhtémoc Blanco se emocionó hasta las lágrimas al ser presentado el sábado como nuevo refuerzo del Veracruz de la segunda división mexicana
El delantero mexicano Cuauhtémoc Blanco se emocionó hasta las lágrimas al ser presentado el sábado como nuevo refuerzo del Veracruz de la segunda división mexicana
El delantero mexicano Cuauhtémoc Blanco se emocionó hasta las lágrimas al ser presentado el sábado como nuevo refuerzo del Veracruz de la segunda división mexicana.

Blanco, quien ya había jugado en esta plaza durante el 2004, cuando el equipo militaba en la Primera División, fue fichado por los próximos dos torneos en los que buscará que los Tiburones Rojos regresen al máximo circuito.

''Antes que nada, el agradecimiento a los directivos por haberme traído, por el gran esfuerzo que hicieron, la verdad que quiero llorar, estoy feliz de regresar, de regresar a México, a mi país....'', dijo Blanco.

''Me dieron ayer el reconocimiento del Premio Nacional del Deporte y se me enchinó (erizó) la piel, vengo a trabajar y a romperme el alma como siempre lo he hecho''.

Blanco, quien fue pieza clave para que México se clasificará a Sudáfrica 2010, fue uno de los ganadores del Premio Nacional que entrega el gobierno federal a sus deportistas destacados.

''Como dije, no vengo a robar, simplemente a trabajar, lo que siempre he hecho, con carácter, tratando de hacer un buen equipo y de subirlo a la primera división, porque la gente lo merece'', mencionó Blanco en rueda de prensa celebrada en el estadio Luis ''Pirata'' de la Fuente.

''Es un reto muy importante en mi carrera'', dijo el jugador, quien se arregló por 1,5 millones de dólares por las dos campañas. ''Vengo de jugar en canchas malísimas cuando era joven, de tierra, de lodo, de piedra, no me interesa, para mí los más importante es la humildad y la honestidad''.

El ex delantero del América y del Necaxa, entre otros equipos, consideró que a pesar de sus 36 años todavía se siente física y mentalmente bien para solventar una nueva temporada en Veracruz.

''Estoy muy bien mentalmente, como siempre lo he dicho, tendré 36 años pero el corazón, el espíritu, la mentalidad siempre la traigo y esto es lo importante'', señaló.

Sobre su participación en el Mundial, Blanco aseguró que el trabajo será arduo porque nadie tiene un lugar seguro en el grupo que dirige Javier Aguirre.

''Estoy muy agradecido con México y con la gente que siempre ha estado conmigo en las buenas y las malas, ahorita todos me preguntan si estoy seguro de que voy al Mundial o no, yo creo que tengo que hacer grandes actuaciones aquí en Veracruz para poder ser tomado en cuenta, nadie tiene el puesto asegurado, hay que ganarlo con trabajo y esfuerzo''.