Arturo Estrada
Saltillo, Coah.- Finalmente la Auditoría Superior del Estado presentó formalmente la denuncia contra los ex alcaldes de Ocampo, Jaime Muza Bernal y Sergio Chávez, por la presunta comisión del delito de peculado por 9 millones de pesos.
De comprobarse el ilícito, cada ex edil podría alcanzar hasta 6 años de prisión, sentencia similar a la que se le dictó al ex alcalde de Matamoros, Felipe Medina Cervantes, quien fue hallado culpable de peculado por 524 mil pesos.

El procurador Jesús Torres Charles advirtió que la investigación podría desenterrar algún otro delito.

"Se integra una averiguación previa, se designan peritos contables para revisar las cuentas y el dictamen de la Auditoría Superior; posteriormente se les llama a los que pudieran tener alguna relación con los hechos y después se fincan las responsabilidades", expuso.

Consideró que la investigación va a llevar tiempo, toda vez que una cuenta pública reúne mucha información.

"Se tiene que hacer un análisis exhaustivo. El perito contable trazará la estrategia de a quién se llamará a declarar", sostuvo.

La Auditoría Superior ha señalado 9 millones de pesos, pero no es ese el quebranto, pues pueden ser disposiciones incorrectas o gastos indebidos.

"Nosotros sólo podríamos ir por la disposición indebida, las irregularidades son administrativas; sancionamos cuando el dinero que se recibe se usa para beneficio propio o de terceros", agregó.

De entrada, de acuerdo con el reporte de la Auditoría Superior, se establecieron diversas irregularidades como la ausencia de documentos importantes, falta de entrega de bienes muebles, adeudos con la CFE, obras inconclusas, demandas laborales, y cifras que pueden constituir un delito.


Acusacion
> Varios detalles por aclarar provocaron la demanda contra los ex alcaldes:

  • Los primeros tres trimestres de la cuenta de Ocampo, correspondientes a 2005, se entregaron el 31 de enero de 2006. El cuarto trimestre se entregó hasta el 22 de agosto de 2006, casi un año después de concluido el periodo 2003-2005.
  • La razón por la que se involucran a dos personas en el caso, es que Muza pidió licencia para contender en las elecciones de 2005, y aunque no ganó, tampoco regresó al cargo, pese a que su licencia expiró. Su suplente, Sergio Chávez, es el responsable de los dos últimos trimestres.
  • Hay ausencia de documentos importantes, falta información y documentación de obra pública, no hay entrega de bienes muebles e inmuebles.