Por Clive Cookson en Londres / El Universal
Cd. de México.- Dos europeos obtuvieron este año el Premio Nobel de Física por un descubrimiento en nanotecnología que permite miniaturizar discos duros de computadoras personales y reproductores de música.
Albert Fert, de la Universidad del Sur de París, en Francia, y Peter Grünberg, del Instituto For-schungszentrum Jülich, de Alemania, compartirán el premio de un millón 540 mil dólares por el descubrimiento de un fenómeno conocido como "magnetorresistencia gigante" o GMR. Este sistema hace posible leer información almacenada en la superficie de un disco magnético.

Los dos premiados observaron el efecto de manera independiente a finales de los años 80. El primer cabezal de lectura comercial que utilizaba GMR fue lanzado en 1997 y pronto se convirtió en una tecnología estándar. Sin el sistema GMR, sería imposible almacenar más de una canción en un iPod de Apple.

Según la explicación de la Real Academia de Ciencias de Suecia, el sistema GMR "puede ser considerado una de las primeras aplicaciones reales del prometedor campo de la nanotecnología".

Jim Al-Khalili, profesor de física de la Universidad de Surrey, comentó: "No es bueno tener discos duros con capacidad de almacenar gigabites de información si no podemos tener acceso a ella".

Añade que "la tecnología que apareció gracias al descubrimiento del GMR permite a los sensores de discos duros leer y escribir muchos más datos, lo que a su vez se traduce en mayor memoria y computadoras más baratas y confiables".

El profesor Al-Khalili añadió: "GMR es uno de esos fenómenos maravillosos provenientes del extraño mundo de la física cuántica, cuyo uso se ha aprovechado de manera muy rápida".

GMR se basa en hacer capas extremadamente delgadas alternadas de metales no magnéticos como el cromo y de metales magnéticos como el hierro. Cada capa está conformada por apenas unos cuantos átomos. En este sistema, cambios magnéticos muy pequeños producen grandes diferencias en la resistencia eléctrica. Es ideal para leer información de los discos duros, la cual es grabada magnéticamente, y para ser convertida en corriente eléctrica.

Un equipo de investigación encabezado por Stuart Parkin, del Centro de Investigación Almaden de IBM, en California, jugó un papel clave para convertir el descubrimiento de la GMR en un mecanismo práctico para la industria de la electrónica. Stuart Parkin podría sentirse decepcionado por no compartir el premio con el profesor Fert y el profesor Grünberg.

El sistema GMR es la primera manifestación de un nuevo tipo de electrónica llamada magnetoelectrónica o espintrónica, que aprovecha el espín del electrón, así como su carga eléctrica.

La espintrónica hace uso de fenómenos cuánticos que se manifiestan sólo en las extremadamente pequeñas dimensiones del mundo de la nanotecnología.

Algunos investigadores han ido más allá de la GMR para crear un sistema similar utilizando capas de material aislante de la electricidad.

Esto crea un efecto llamado "magnetorresistencia túnel", o TMR, en el que puede crearse un efecto eléctrico aún más grande con campos magnéticos muy débiles.