Universal
Cd. de México.- A casi dos meses de su captura, José Luis Calva Zepeda, el presunto caníbal, solicitó ante el juzgado 21 penal del Reclusorio Oriente en la ciudad de México, la declaración de los hermanos de su última pareja, Alejandra Galeana Garavito, a quien asesinó, así como los hermanos de Calva.
La defensa de Calva, además, presentó pruebas el pasado viernes, mismas que las autoridades locales consideran dar a conocer mañana martes.

A través de su abogado, Humberto Guerrero Plata, el detenido, quien al parecer cometió actos de antropofagia, busca someter a interrogatorio a la madre de su víctimas, así como a sus hermanas con quienes convivió y conocieron la relación que mantuvo con Alejandra, la empleada de farmacia, a quien mató, mutiló y escondió en un closet.

Las tres cartas de prueba, en poder de EL UNIVERSAL, contienen la lista de al menos 10 personas, incluyendo a los dos policías que lo capturaron el pasado 8 de octubre, en el domicilio de Mosqueta, en la colonia Guerrero.
El juez 21 de lo Penal, Juan Manuel Cavaría, recibió los documentos, que consisten el ofrecimiento de pruebas del presunto caníbal.

Calva Zepeda enfrenta el juicio por el homicidio de quien fuera su novia, Alejandra Galeana Garavito, con las agravantes de saña, traición, alevosía y ventaja, así como profanación de cadáveres.