México, D.F. .- El escritor mexicano Carlos Fuentes respondió hoy a los ataques del embajador de Venezuela en México, Roy Chaderton Matos, y lo calificó como "bufón del bufón", que no "distingue entre la libertad del escritor y la discreción del embajador".
Chaderton afirmó ayer viernes en rueda de prensa que Fuentes muestra una actitud racista hacia el presidente venezolano, Hugo Chávez, actitud que sólo se explica por "un odio oculto" y agregó que el escritor solo se rebaja y se denigra cuando habla del gobernante de su país.

Tras declararse admirador y lector del escritor mexicano, el embajador venezolano afirmó que su posición como diplomático es defender al presidente de su país, pero también a cualquier venezolano que se vea atacado por "intereses extranjeros".

En un breve texto publicado hoy en el diario Reforma, Fuentes dijo que "la primera regla de la diplomacia es la discreción", y añade que el "flamante" embajador de Venezuela ha debutado mal "al criticarme, por que yo critico al presidente Hugo Chávez".

El escritor mexicano asegura que con sus opiniones el diplomático solo "comprueba que él es emisario fiel de su amo, que merece su sueldo y que equivoca su función", y se pregunta a "¿a quien halaga el embajador con sus ataques?.

Añade que los mexicanos de derecha, centro o izquierda no aplauden "los ataques de un embajador extranjero a un escritor mexicanos de derecha, centro o izquierda".

Reiteró que en este continente hay dos bufones, "uno, el de Washington, es el más peligroso. Otro, el de Caracas, es el más risible. El embajador Chaderton demuestra, tristemente, que él es solo el bufón del bufón, el Rigolteo servil del César tropical".

En respuesta a las burlas del embajador, Fuentes afirma que Chaderton tiene "nombre de pescado, de clapedide osificado, con cabeza dura, rabo amarillo y cola homocerca. Bien pensado: quiero decir sin columna vertebral: sábalo".

"Para acabar de amolarla (fastidiarla) el embajador me echa en cara mi edad. No comprendo. Yo me siento contento y orgulloso de llegar a los ochenta años con la cabeza clara y las definiciones también", señala Fuentes en su breve texto.

Expresa su deseo de ver un gobierno demócrata en Washington y un gobierno democrático en Caracas y afirma "ni Bush ni Chávez , ni imperialismo yanqui ni autoritarismo tropical. El continente americano merece algo mejor".

Finaliza con la frase "al embajador le deseo larga vida, aunque en su caso esto suene a maldición".