WASHINGTON.- El jefe del Comando Norte del Ejército estadounidense declaró que el presidente de México no estaba perdiendo la campaña contra el narcotráfico y que Estados Unidos estaba ya apoyando con tecnología militar para reforzar su capacidad de combate.
``Yo diría que el presidente Calderón está tomando medidas resueltas'', declaró el general de la Fuerza Aérea Victor E. Renuart en audiencia ante un comité del Senado. ``Yo no diría que está perdiendo''.

Indicó que el presidente mexicano estaba igualmente ``haciendo progresos'' contra la corrupción, una de las razones del gobernante para abrir la participación militar en la lucha contra los carteles de la droga ante la permeabilidad de los cuerpos policiales.

La intervención del comando, llamado NORTHCOM en inglés, en operaciones ligadas a México es inusual debido a que en el pasado han estado limitadas mayormente al Comando Sur (SOUTHCOM). El Comando Norte tiene como misión prominente la defensa del territorio nacional y opera junto con el Comando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (NORAD), del cual México ha estado alejado pero recientemente se ha convertido en observador.

Las opiniones de Renuart, formuladas en una audiencia ante el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado, contrastan con las del director de la Inteligencia Nacional, vicealmirante Dennis C.

Blair, quien la semana pasada dijo que Calderón había visto impedida su capacidad de gobernar en partes de su territorio por el poder corruptor y bélico de los carteles.

Interrogado por el senador republicano John McCain, Renuart dijo que sus comentarios pueden parecer sin sentido ante la espectacularidad de la violencia vista en México, pero ``el presidente Calderón ha emitido órdenes muy específicas a los militares''.

Renuart dijo que las fuerzas armadas estadounidenses estaban ya trabajando ``de militar a militar'' con México y que la Agencia de Cooperación de Seguridad para la Defensa estaba ``acelerando la entrega'' de algunos medios para mejorar la capacidad estratégica mexicana.

McCain le preguntó entonces si creía que los militares mexicanos estaban capacitados para estas tareas y Renuart contestó que sí.

``Han sido muy efectivos en sus emplazamientos'', contestó Renuart. ``El reto para el gobierno mexicano es la sostenibilidad de ese esfuerzo debido a que su aparato militar no es muy grande''.

Indicó que por esas razones, ``estamos trabajando con ellos en una relación directa para incrementar la capacidad que les permita sostener la campaña en algunas de esas ciudades''.

Preguntado luego por el senador independiente Joe Lieberman para que informara al comité ``algunas de las cosas'' que el Comando Norte estaba haciendo para detener y prevenir la violencia originada en México, Renuart dijo: ``Estamos proporcionándoles entrenamiento único a algunas de sus fuerzas que les permita conducir incursiones contra los carteles y captura de armas, por ejemplo''.

Agregó que Estados Unidos también le estaba proporcionando tecnología de aduanas, frontera y policial para ``identificar túneles que puedan estar construyendo bajo la frontera''.

``¿Esas son tecnologías que hemos desarrollado en situaciones de combate?'', preguntó Lieberman.

``Totalmente, una gran transferencia de Afganistán hacia nuestra frontera sur'', contestó Renuart refiriéndose al país donde soldados estadounidense combaten a la guerrilla del taliban hace casi ocho años.

Renuart no dio detalles del tipo de ayuda de combate, pero el jefe del estado mayor conjunto, almirante Michael Mullen, dijo la semana pasada que en un viaje a México este mes había ofrecido a los jefes militares técnicas de lucha contrainsurgencia.

Indicó que los planes de su comando eran ``continuar y expandir'' esa cooperación y que se estaba viendo a través del Departamento de Seguridad Interior un ``apoyo adicional''.

McCain le preguntó si se requería el desplazamiento de refuerzos militares en la frontera para evitar que la violencia pudiera pasar a territorio estadounidense, Renuart dijo que era necesario ``algún refuerzo'', pero no dio detalles.

Renuart agradeció al Congreso por haber aprobado en el año fiscal en curso su pedido ``de equipo de necesidad crítica'' que le estaba permitiendo ``coordinar el primer equipo militar estadounidense de apoyo a México'' desde que el Comando Norte fue creado en 2002.

Indicó que se trata de equipo ``no letal'' que incluye protectores de personal, equipo digital forense, visores nocturnos y otros necesarios para abordar embarcaciones sospechosas en ultramar.

``Estamos actualmente terminando los requerimientos para la entrega a las fuerzas armadas de México de helicópteros de transporte y aeronaves de vigilancia marítima'', dijo Renuart indicando que esas entregas estaban previstas en la Iniciativa Mérida, de lucha contra las drogas en México, Centroamérica y el Caribe.