El Universal
En la comunidad de la Heroica Mulegé el arroyo se desbordó y dañó alrededor de 200 viviendas, las mismas que en 2006 fueron afectadas por el paso del huracán John y que el gobierno estatal no reconstruyó, pese a la autorización de recursos del Fonden.
La Paz.- Luego de que el 24 de agosto pasado la tormenta tropical Julio azotara el territorio sudpeninsular, este día se instaló el Comité de Evaluación de Daños.

Según las reglas de operación del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) el comité tendrá 10 días para reportar las afectaciones causadas en la entidad por el paso del meteoro, las acciones a realizar y los montos para poder reparar los daños en cada uno de los sectores afectados.

Los funcionarios estatales y federales, miembros del Consejo Estatal de Protección Civil ratificaron que de acuerdo con los primeros recorridos de evaluación, previo a la instalación formal del Comité, los municipios más afectados fueron Mulegé y Comondú, y en menor medida Loreto.

En la comunidad de la Heroica Mulegé el arroyo se desbordó y dañó alrededor de 200 viviendas, las mismas que en 2006 fueron afectadas por el paso del huracán John y que el gobierno estatal no reconstruyó, pese a la autorización de recursos del Fonden.

El director del Instituto de Vivienda (Invi) en Baja California Sur, Arturo Sandoval Montaño, dijo que tuvo que cancelarse la reconstrucción de estas viviendas porque el monto destinado para cada una ascendía a 44 mil pesos, 70% aportación del Fonden y 30% el gobierno estatal.

"El monto era muy poco y se requerían buscar recursos complementarios", afirmó.

A ello, dijo, se sumó la tardanza en los trámites para la adjudicación de los terrenos donde se pensaba construir. "Se colgaron los tiempos", añadió el titular del Invi en BCS.

Al cumplirse dos años del paso de John y 10 días de que nuevamente el poblado se viera afectado en esta ocasión por Julio, el gobierno estatal busca acelerar los trámites de tenencia de tierra y concretar fuentes alternas de financiamiento para la reconstrucción de las viviendas.

El próximo martes según se anunció, el gobernador perredista, Narciso Agúndez, sostendrá una reunión en la ciudad de México con la Coordinadora Nacional de Protección Civil, Laura Gurza, representantes de Sedesol y de la Comisión Nacional de Vivienda, para atender el asunto.

En la comunidad de La Poza, en Comondú, afectada también por John, aún no son entregadas las 140 viviendas que se construyen. Sandoval Montaño estima que todavía pasarán dos meses más para que las familias las puedan ocupar. Mientras, la temporada ciclónica continúa y terminará oficialmente el 30 de noviembre.