El Universal
El presidente de la Barra Nacional de Abogados, Xavier Gómez Coronel, dijo que en el Poder Judicial 'no hay corrupción' por lo que la clasificación otorgada a México es 'injusta'
Xavier Gómez Coronel, presidente de la Barra Nacional de Abogados (BNA), calificó como "crítico y exagerado" al estudio de Transparencia Internacional que advierte un retroceso de México en materia de combate a corrupción.

En entrevista el abogado sostuvo que para los abogados "que estamos al frente de la trinchera, quienes estamos en el Tribunal, en los penales, yo no veo la corrupción, no es echarse vendas en los ojos, ¿a qué se refieren?, ¿los jueces están a la venta?, eso no es cierto".

Afirmó que en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en los juzgados federales y en los del Distrito Federal no hay corrupción, "porque no se da, de dónde inventan que hay corrupción, a menos de que se refieran a policías pero no a administración y procuración de justicia", dijo.

Hizo notar que las autoridades mexicanas han trabajado "muchísimo en contra de la delincuencia organizada y en contra de la delincuencia en general, es un informe crítico... ahora que el trabajo es insuficiente (de combate a la corrupción) como siempre la falta de recursos en esos sectores es lo que pretextan las autoridades para decir que no pueden dar cumplimiento puntual a su función constitucional de cuidar y defender a la ciudadanía".

Gómez Coronel señaló que la Barra Nacional de Abogados no puede garantizar que no hay corrupción en la Suprema Corte, en los juzgados federales y en los del Distrito Federal, "pero puedo decir que eso no es cierto y esa calificación que nos pusieron es injusta porque no pasa así".

Comentó: "Si todavía existe la costumbre de algunos colegas abogados que por desgracia le dicen a sus clientes que el dinero que le piden es para alguna autoridad, entonces estamos amolados, vamos en contra de eso y en la ciudadanía hay una idea de corrupción, pero quienes estamos al frente de batalla no es cierto, no hay corrupción".

Pidió a los clientes denunciar a los abogados que solicitan dinero a sus clientes para supuestamente repartirlo entre autoridades a fin de agilizar el desarrollo de su litigio u obtener resoluciones a su favor porque, dijo, esos abogados desprestigian el ejercicio de nuestra profesión.

"No se confunda, un abogado, muy legítimo, puede cobrar sus honorarios, pero no mezclar los gastos con los honorarios. Desgraciadamente hay gastos que hay que pagar, por ejemplo una mudanza de un embargo, pues es un gasto, pero que no se confunda eso con dádivas con la administración de justicia", puntualizó.