La Jornada
Se atenta contra los derechos reproductivos de las mujeres: funcionarios del organismo.
México, DF. Teresa Rodríguez, directora regional del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM), manifestó su preocupación porque más de 15 estados del país han modificado su legislación para sancionar el aborto, pese a que México ha suscrito instrumentos internacionales que garantizan los derechos humanos de las mujeres, entre ellos el de la libre determinación.

Por su lado, Rocío García, directora del Instituto Nacional de las Mujeres, resaltó que hay estados, como el de Veracruz, donde se eliminó la cárcel como sanción, para quien interrumpa su embarazo, pero en su lugar se someterá a la mujer a un tratamiento de readaptación.

Ambas participaron en un acto realizado en ocasión del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer.

En tanto, Alberto Brunori, representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, señaló que las legislaciones en contra de interrumpir el embarazo impulsado por varios estados de la República van en contra de los derechos reproductivos de las mujeres.

Al presentar el libro Reparaciones con Perspectivas de Género, el funcionario de la ONU exhortó al Estado mexicano a cumplir con los acuerdos y tratados internacionales suscritos por el país en esta materia.