Notimex
En México el sector experimenta una de las peores restricciones de la historia, ya que la banca comercial retiró en los últimos seis meses más de 35 mil mdp en financiamiento, según la AMDA
Ciudad de México.- La sequía crediticia por la que atraviesa el mercado financiero internacional trajo como consecuencia una caída de 70 por ciento en la venta de automotores en el mundo.

En México el sector experimenta una de las peores restricciones en crédito de la historia, y es que la banca comercial retiró en los últimos seis meses más de 35 mil millones de pesos en financiamiento, estimó la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) , a través de su analista, Susana Magaña Barajas.

Después de varios meses, para el sector automotriz la época de crisis aún no termina, se estima que al cierre de 2009 ocurra una contracción de aproximadamente 40 por ciento a nivel mundial.

Como consecuencia se espera que la producción de automóviles en el país descienda 25 por ciento este año.

Los problemas de la industria afectaron al resto de la cadena de los países desarrollados y emergentes, ocasionando que los fabricantes globales tomaran medidas drásticas para sobrevivir.

Además de los problemas que se enfrentan a nivel internacional, el estancamiento de la industria nacional se debe al ingreso indiscriminado de autos ilegales y el adelanto en tiempo a la libre importación de automotores, en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Mientras que en el mundo los gobiernos apoyan a su industria, en México se carece de un programa eficaz de crédito a pequeñas y medianas empresas, pues los estímulos anunciados hasta hoy son insuficientes, señaló la especialista.

"Los gobiernos de los principales fabricantes de vehículos en el mundo han apoyado con liquidez a sus entidades financieras automotrices, no es dinero gratuito, es apoyar con financiamiento para los distribuidores y al consumidor", dijo el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís.

En Brasil, el gobierno puso a disposición de sus financieras automotrices líneas de crédito por cuatro mil millones de dólares desde principios de noviembre.

Argentina apoyó con líneas por más de 900 millones de dólares; en tanto que en Canadá se anunciaron préstamos de emergencia a las tres subsidiarias automotrices de Detroit por 3.29 mil millones de dólares canadienses.

En China se anunció que se concederán préstamos por 1.45 mil millones de dólares a la automotriz Chery's Co. y anunció un plan de ayuda con rebajas impositivas.

La situación de la industria en México se agrava al reportar ventas menores a partir de 2008 respecto a los años anteriores, inclusive muy por debajo de las unidades que se vendieron en 2004.

En este contexto, la AMIA insistió en que la entrada de vehículos usados de Estados Unidos es la principal causa de esta situación de debilidad, por lo que urge considerar seriamente su grave efecto en la industria formal.

La industria automotriz en México es una de las que aporta el mayor número de inversiones, entre 2000 y 2006 captó inversiones por 20 mil millones de dólares en nuevas plantas y expansiones.

Los años siguientes reportó inversiones adicionales por seis mil millones de dólares y en 2007 fue la que más invirtió en investigación y desarrollo en México, con más de tres mil 500 millones de pesos.